Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento estudia medidas para evitar la especulación con licencias de Uber y Cabify

El Ministerio pide a comunidades autónomas y ayuntamientos que aumenten las inspecciones de los vehículos con licencias VTC

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), durante la reunión mantenida para abordar la problemática de las licencias VTC.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (i), durante la reunión mantenida para abordar la problemática de las licencias VTC. EFE

El Ministerio de Fomento articulará medidas normativas para evitar que se genere una "burbuja especulativa" con la posible compraventa de las miles de licencias que las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), como son Uber y Cabify, lograrán próximamente por vía judicial.

Se trata del compromiso que el departamento que dirige Iñigo de la Serna ha adquirido en la reunión mantenida este martes con comunidades autónomas y ayuntamientos para tratar sobre el conflicto abierto entre los sectores del taxi y las firmas como Uber.

En concreto, Fomento pretende articular una normativa que garantice que la compañía que logre una licencia de VTC la emplee para prestar el servicio y no para comercializarla en función de las condiciones que el mercado presente en cada momento.

De la Serna asegura que les consta que muchas de las licencias que se están otorgando por vía judicial, fruto del vacío legal registrado entre 2009 y 2013, están cayendo en manos de un sólo propietario. "Cuesta creer que tenga intención de prestar servicio con todas ellas", indicó el ministro.

Ayudas al taxi

En el encuentro, Fomento, comunidades y ayuntamientos también convinieron en analizar la posibilidad de dar ayudas al taxi tanto para la renovación de sus vehículos como para lanzar plataformas digitales de contratación de servicio online, así como en la necesidad de "reforzar las inspecciones y los controles" a ambos sectores.

"Con todo ello, sólo perseguimos garantizar el cumplimiento de la ley por parte de los dos sectores, por el taxi y la VTC", aseguró el ministro. "Los taxistas tienen todo el derecho a reclamar mayores controles de su sector, dado que es un sector regulado, y el de los VTC tiene todo derecho a prestar servicio siempre que cumpla por la ley", aseveró, para recordar que el grueso de las competencias en ambos sectores son de las comunidades y los ayuntamientos, y que las de Fomento se reducen al ámbito normativo y de regulación.

No obstante, en la reunión ya han surgido diferencias. Así, el consejero de Fomento de Andalucía, Felipe López, defendió que el problema sobre la situación del sector del taxi y los VTC es de carácter “normativo” y no de “inspección” por parte de los ayuntamientos. López ha insistido en que la solución debe surgir por parte del Ministerio porque es “su responsabilidad” y que no puede acudir bajo “la premisa falsa” de que no tiene que ver con la ley.

Por su parte, los taxistas han manifestado su confianza en que se implemente la formación de policías municipales para que realicen inspecciones de su servicio y de empresas como Uber y Cabify.