Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo transformar un bote de plástico en cuatro juguetes

¡No lo tires! Diviértete junto a los más pequeños dándole un nuevo uso a este envase

istock

"Vale, ya está. Ya he dado todo lo que tenía, ya no me queda un mililitro más. Este ha sido mi último servicio. No me estrujes con tanta fuerza: no vas a rascar ninguna gota extra. No va a funcionar, de verdad. La vida de un bote de plástico es así, corta y esforzada... ¿Adónde me llevan? ¿Qué...? Ah, ya. El cubo. El cubo de la basura. Ya sabía, ya oí rumores en la estantería del supermercado. Es el fin, sí, el fin. Usar, tirar, usar, tirar. Te usan y te tiran".

¿Qué necesitas?

  • Un bote de yogur líquido
  • Un lápiz, un pincel, rotuladores y témperas de colores.
  • Una pistola de silicona
  • Una bola de corcho
  • Una varilla de madera
  • Una huevera (opcional)

La vida de este desdichado bote vacío podría no acabar aquí. Reutilizar los envases plásticos, unos residuos que representan una décima parte de nuestra bolsa de basura, es algo sencillo que se puede hacer sin moverse de casa. Esta Semana Santa, junto a los más pequeños, saca el kit de manualidades, remángate y echa la tarde pintando, pegando y cortando. Además de divertirte en el proceso, harás de paso una pequeña contribución a la reducción de los desechos plásticos.