Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica se convierte en el principal destino del cava español

Las ventas del sector crecen hasta los 1.079 millones de euros, un 2,3% más con respecto a 2015

Cientos de botellas de cava rosado reposan en una bodega en Requena (Valencia)
Cientos de botellas de cava rosado reposan en una bodega en Requena (Valencia)

Los belgas le ganaron a los alemanes, el año pasado, como los principales consumidores de cava español. El presidente del Consejo Regulador del espumoso, Pere Bonet, ha presentado esta mañana los resultados del sector en una rueda de prensa en Vilafranca del Penedés (Barcelona). El año pasado, las ventas crecieron un 2,5% con respecto a 2015, hasta los 1.079 millones de euros. Bonet ha asegurado que aún la industria siente el efecto del boicot del año 2005, en plena negociación del Estatut. Solo el 4% de la producción se realiza fuera de Cataluña.

En total se vendieron 245,15 millones de botellas el año pasado, un 0,42% más que en el ejercicio anterior. El mercado europeo, ha explicado Bonet, perdió terreno, tras una reducción del 1,94% en las unidades vendidas, si bien sigue siendo el principal destino del cava español. La UE consume el 46% del total. El segundo mercado es el interior, que representa el 35%. En los últimos diez años, ha explicado el presidente del consejo, el consumo en España ha decrecido un 11,9% principalmente por la crisis de 2007 y el boicot de 2005, si bien cree que la mejora económica augura un cambio en el consumo,

Las ventas a terceros países crecieron casi en 10 puntos en 2016, llegando hasta las 47,17 millones de botellas. Esta subida compensó la disminución en el mercado europeo. Alemania perdió el primer puesto en exportaciones, después de que las ventas cayeran en más de un 14%. Esto ha provocado que Bélgica, donde también se vendió menos, se quede con el primer puesto en compra tras adquirir 29,6 millones de botellas de cava. Bonet ha atribuido estas disminuciones a una “necesaria” subida de precios. Desde la Generalitat apoyan la teoría de los empresarios: el cava está infravalorado.

La lista de los principales clientes en el mercado exterior la completan Reino Unido y Estados Unidos y Francia. Al país del champagne se exportaron el año pasado casi nueve millones de botellas, más de un quinto más que en 2015. Bonet ha explicado que se trata de “más del doble de lo que se importa en España de champán”. En los últimos diez años las exportaciones del sector han crecido un cuarto.

La industria del cava cuenta con 235 empresas elaboradoras, seis menos que en 2015 debido a fusiones o a la desaparición de pequeñas compañías. El 62% de dichas compañías tiene alguna actividad exportadora.