Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España mantendrá un crecimiento superior al 2% en 2017, según ESADE

Advierte que la deuda pública es elevada y el ajuste en las finanzas públicas es el principal desafío español

Un trabajador en la cadena de montaje de la factoría de Ford
Un trabajador en la cadena de montaje de la factoría de Ford EFE

España seguirá en la senda de la recuperación, pero caminará a menor ritmo y el ajuste en las finanzas públicas es el principal desafío que tiene ante sí la economía española. Son las principales conclusiones del último Informe Económico de ESADE, presentado esta mañana y elaborado con la colaboración del Banco Sabadell y dirigido por el profesor David Vegara, que sitúa a España, con un crecimiento por encima del 2%, como una de las economías desarrolladas con mayor crecimiento en 2017.

El informe también presta especial atención a las consecuencias económicas del Brexit y de la elección de Trump como nuevo presidente de Estados Unidos y analiza los pros y los contras de la economía colaborativa. El informe, en la línea de las últimas advertencias del FMI, prevé mayores crecimientos en los países emergentes que en los desarrollados. Éstos últimos continuarán mostrando un escaso crecimiento —ligeramente por debajo del 2%—, mientras que los primeros crecerán por encima del 4,5% —especialmente India, con una cifra por encima del 7%— y China —alrededor del 6,5%—, circunstancia que ayudará a mejorar la situación de algunas economías con problemas, especialmente Brasil o Rusia.

A escala mundial, entre las grandes economías desarrolladas, el informe adelanta que tanto la zona euro como el Reino Unido crecerán algo por debajo del 2% y será Japón la que más dificultades muestre para recuperarse, con un crecimiento muy débil del 0,5%. Estados Unidos podría superar ligeramente el 2%, dependiendo de la implementación concreta de la expansión fiscal de la nueva Administración. España rebasará probablemente también el 2%, un índice inferior al de 2016 por la ausencia, según los autores del informe, “de algunos de los factores de impulso que han afectado positivamente a la economía”.

En Latinoamérica se mantendrá la evolución dispar. Algunas economías exportadoras de materias primas como Perú, Bolivia o Colombia crecerán entre un 3% y un 4%, mientras que Chile y México lo harán algo por debajo del 3%. En cambio, otras economías mostrarán una evolución peor: Brasil saldrá de la recesión, pero crecerá probablemente apenas unas décimas, mientras que Venezuela y Ecuador seguirán en recesión.

El reto español: sostenibilidad

España rebasará probablemente también el 2%, un índice inferior al de 2016 por la ausencia, según los autores del informe, “de algunos de los factores de impulso que han afectado positivamente a la economía”. Aunque la tasa de desempleo se mantiene elevada, la creación de puestos de trabajo (medida por el número de afiliaciones a la Seguridad Social) aumentó un 3,5% a lo largo del pasado año.

"Aparte de la creación de empleo, el principal reto al que se enfrenta la economía española es llevar a cabo el ajuste fiscal al que el Gobierno se ha comprometido con las autoridades europeas como resultado del procedimiento de déficit excesivo y combinarlo con el mantenimiento de una buena tasa de crecimiento y la creación de puestos de trabajo", recuerda el informe. El ajuste fiscal, dice, "debe  producirse porque, con niveles de deuda pública del 100% del PIB, déficits públicos aún elevados y tipos de interés extremadamente reducidos, los riesgos de una senda no sostenible en la deuda pública no son pequeños".