Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex consejero delegado de BPA y Banco de Madrid sale de la cárcel

El Constitucional andorrano pone fin a 22 meses de prisión provisional de Joan Pau Miquel

Sede de BPA en Escaldes-Engordany (Andorra).
Sede de BPA en Escaldes-Engordany (Andorra).

El ex consejero delegado de Banca Privada d'Andorra (BPA) y su filial española Banco de Madrid, Joan Pau Miquel, ha sido liberado este lunes del centro penitenciario de la Comella (Andorra) después de 22 meses de prisión preventiva por el caso de presunto blanqueo de capitales procedente del crimen organizado en torno a la entidad del país pirenaico y ha decretado su arresto domiciliario. Según informaDiari d'Andorra, el Tribunal Constitucional ha anulado la prórroga de su reclusión, dictada en octubre del año pasado, al considerar que se trata de "un abuso de la prisión preventiva sin motivo constitucional suficiente y proporcional a su excepcionalidad".

El caso BPA estalló en marzo de 2015, cuando el Departamento Antifraude de los Estados Unidos (FinCen) señaló a la entidad andorrana como el epicentro de una supuesta trama de blanqueo de capitales vinculadas a las mafias rusa y china en España, a Petróleos de Venezuela y al cártel mexicano de Sinaloa. Eso provocó el colapso del banco y un corralito de facto que abocó al país a su mayor crisis financiera. Tras la intervención del banco y la destitución de todo el consejo de administración, se procedió a la detención de Joan Pau Miquel una vez arrancaron las pesquisas de la fiscalía y la Unidad de Inteligencia Financiera del país.

Joan Pau Miquel está acusado de un presunto delito de blanqueo de capitales o valores organizado y el ministerio fiscal solicita una pena de prisión de ocho años, 70 millones de euros de multa y diez años de inhabilitación. La prórroga decretada por la juez se justificó por el riesgo de fuga, alarma social y destrucción de pruebas.

Hoy BPA ya no existe como tal. Después de dejar todos los activos tóxicos (sospechosos de tener un origen ilícito), se traspasaron los fondos sanos a otra entidad llamada Vall Banc, que hoy es propiedad del fondo JC Flowers tras un proceso de subasta.