Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las salidas a Bolsa en 2016: pocas y estrelladas

Las opv cayeron un 84% por el ‘Brexit’ y la incertidumbre política, con estrenos desastrosos como Telepizza o Parques Reunidos

Vista de la Bolsa de Madrid.
Vista de la Bolsa de Madrid. EFE

Las incertidumbres políticas y económicas surgidas en 2016 a nivel global, con el Brexit como máximo exponente, han provocado un descenso generalizado de la actividad de salidas a Bolsa. España ha concentrado este año tres opv por valor de 1.478,7 millones de dólares (1.422 millones de euros), lo que supone una caída del 84% respecto a los 9.399,5 millones de dólares (9.040 millones de euros) logrados en las doce operaciones de 2015, según el informe Global IPO Trends 2016 4Q, elaborado por EY, España.

El Brexit supuso un punto de inflexión en la confianza en losa mercados como prueba el hecho de que todos los debuts bursátiles en el mercado continuo se produjeron en el primer semestre del año y, en concreto, entre marzo y junio, con las opv de Telepizza, Parques Reunidos y Dominion.

Pese al descenso de colocaciones, Parques Reunidos se situó entre las diez primeras salidas a Bolsa de Europa. El propietario del Parque Warner, el Parque de Atracciones de Madrid y de otras 52 instalaciones de ocio, zoos y parque acuáticos, volvió a los mercados el 29 de abril, tras 12 años de ausencia, colocando el 55% de su capital por 525 millones de euros. El estreno se recibió con frialdad: los títulos cayeron un 4,84% y hoy cotizan a 15,07 euros, por debajo de los 15,5 euros de la colocación.

Las salidas a Bolsa en 2016: pocas y estrelladas

Dos días antes, Telepizza, que también retornaba al parqué, protagonizaba el peor estreno de los mercados bursátiles españoles de la historia, con una caída del 19,35%. El desplome ha continuado desde entonces y hoy cotizan un 43% por debajo de su precio de salida de 7,75 por título

También el 27 de abril salía a Bolsa Dominion, la filial de soluciones y servicios tecnológicos para el automóvil de la también cotizada Automotive. Su estreno, con el que captó 150 millones de euros, fue igual de frío que el de Telepizza, con una caída del 5,84%. No obstante, la acción se ha recuperado desde entonces y hoy cotiza en 3,12 euros, por encima del precio de la colocación de 2,74 euros.

Lo que se espera para 2017

Entre esas operaciones, puede estar la de Prosegur Cash, la filial de logística de valores y gestión de efectivo, del grupo de seguridad que ha aprobado en diciembre el visto bueno a una salida a Bolsa prevista para el primer trimestre de 2017 por hasta el 49% del capital con el objetivo de lograr 2.000 millones de euros.

Gestamp, principal fabricante de componentes para automóviles del mundo, también tiene intención de salir a Bolsa en 2017. La firma de la familia Riberas prevé colocar en el mercado un mínimo del 25%

Neinor, la antigua filial inmobiliaria de Kutxabank, también estudia dar el salto al parqué para colocar entre un 25% y un 50% de su capital, valorado en unos 2.000 millones de euros.

Le podría acompañar Testa Residencial, la socimi de viviendas en alquiler nacida de la fusión de la propia Merlin con Metrovacesa, también puede el salto al parqué durante 2017.

El fabricante de componentes para el automóvil Gestamp tienen intención de colocar entre un 30% y un 35% de su capital, valorado en más de 3.000 millones de euros. Más lejanas se antojan las salidas a Bolsa de Orange España, Unicaja, BMN, Ibercaja o Aernnova.

Otros estreno fue el Coca-Cola European Partners. La embotelladora de la marca de refrescos comenzó a cotizar el 2 de junio, con una ganancia del 1,04%, hasta los 35,95 euros. Sin embargo, no se trató de una opv ya que entró en el mercado mediante el procedimiento de listing.

Descenso internacional

La caída de la actividad en España no fue un caso aislado, sino que las numerosas incertidumbres han llevado a nivel global a marcar el peor resultado anual desde 2013 a pesar del auge experimentado en el último trimestre. El estudio de EY señala que en 2016 se han realizado un total de 1.055 opv (un 16% menos que el año pasado) y que el volumen de capital ha descendido un 33%, desde los 197.080 millones de dólares de 2015 hasta los actuales 132.500 millones de dólares.

El bombazo del Brexit y distintos procesos electorales provocaron una paralización general en los mercados en el segundo semestre. El caso más paradigmático de este frenazo fue el de Telxius, la filial de Telefónica que gestiona las torres de telecomunicaciones y cables submarinos de fibra óptica- que anuló su salida a Bolsa prevista para el 3 de octubre ante la baja demanda recibida de inversores institucionales. El grupo de telecomunicaciones pretendía sacar al mercado hasta 100 millones de acciones (el 40% del capital como máximo) para captar 1.500 millones y enjugar su elevada deuda.

A comienzos de 2016, ya había protagonizado el primer gatillazo Volotea, la aerolínea de bajo coste creada por los fundadores de Vueling, que tras varios intentos de hacer una colocación entre inversores institucionales, retrasó sin fecha su opv. También se habló de la posible salida a Bolsa de Borges o Cortefiel.

El caso de Globalia es ya recurrente por los repetidos amagos que sus gestores han hecho de estrenarse en los mercados. La última declaración del presidente del grupo propietario de Air Europa, Juan José Hidalgo, es que dejaba en manos de su hijo, Javier, que desde septiembre ha asumido las funciones de consejero delegado, la decisión de salir a Bolsa.

“La caída de la actividad en España se debe (entre otras cosas) a la ausencia de grandes operaciones, como pudieron ser la de AENA y Cellnex del año pasado, y a que muchos inversores han decidido posponer sus planes de salir a bolsa a la vista de incertidumbres tan destacadas en los mercados como las numerosas citas electorales, el resultado del referéndum en Reino Unido, el menor crecimiento de los países emergentes y la volatilidad de las materias primas. A pesar de ello, los mercados han demostrado su capacidad para sobreponerse a estos episodios de inestabilidad y se prevé que muchas empresas vuelvan a retomar sus proyectos de salir a bolsa en 2017”, señala Cecilia De la Hoz, socia del área de Transacciones de EY.