Villar Mir y Meliá demandan a Bankia por la salida a Bolsa

El grupo industrial reclama 20 millones de euros más intereses, el hotelero un millón

Bankia en los monitores informativos de la Bolsa de Madrid.
Bankia en los monitores informativos de la Bolsa de Madrid. EFE

Grupo Villar Mir y Meliá se han unido a Iberdrola y han tomado la decisión de demandar por separado a Bankia por las pérdidas sufridas con motivo de la salida a Bolsa de la entidad. El primero de ellos reclama a Bankia 20 millones más intereses, un importe equivalente a lo invertido en la operación, y el grupo hotelero podría pedir alrededor de un millón de euros. Por otro lado, este viernes se publicaron varios correos en los que inspectores del Banco de España describían la pésima situación de Bankia antes y después de la salida al parqué. 

Más información
Bankia, testigo de cargo
La CNMV respalda el encargo a la auditora Deloitte en el ‘caso Bankia’

La demanda del grupo Villar Mir ha causado extrañeza en el mercado por la implicación que tuvo su consejero delegado, Javier López Madrid, yerno de Villar Mir, en Bankia y en su salida a Bolsa. López Madrid fue consejero de Caja Madrid y de Bankia, participó en las decisiones sobre la salida al parqué, aprobó las cuentas de 2011 que reflejaban un beneficio de 309 millones, y también las reformuladas con pérdidas de casi 3.000 millones. López Madrid está imputado por usar las tarjetas black de Caja Madrid.

Por su parte, Meliá, que ya dispone del acto de admisión a trámite de su demanda, ha acudido a los tribunales esgrimiendo los mismos motivos de engaño que los inversores particulares que acudieron a la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de Bankia, según Vozpópuli.

Iberdrola, primer inversor institucional que recurrió a los tribunales, reclama 12,4 millones. El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, afirmó hace semanas que existen “muchos argumentos” para que las demandas de los institucionales “no prosperen”, y se mostró convencido de que el banco ganará los procesos judiciales planteados por las empresas.

Por otro lado, el mismo diario on line ha publicado duros correos de inspectores del Banco de España sobre Bankia. José Antonio Casaus, jefe de la inspección en Bankia, afirmó en diciembre de 2011: “Hemos hablado con Gestión de Balance, que nos dice que la previsión de margen financiero que han hecho para 2012 para Bankia SA, que es quien aporta casi todo el margen financiero de Grupo Bankia según Durá, interventor del banco, es de sólo 2.700 millones. La sensación que tenemos es que con esos 2.700 salía una cuenta de mierda (perdón por lo de cuenta), y que desde Intervención han cambiado posteriormente las masas de balance (...) para hacerla más presentable”. Estos correos han sido remitidos a la Audiencia y forman parte del caso Bankia.

En otro correo del 7 de abril de 2011, Casaus admitió a su superior, Pedro Comín, su preocupación porque el grupo fuera insolvente incluso aunque la filial Bankia saliera a Bolsa. Casaus también califica de “desolador” el panorama de Bankia en diciembre de 2011. En diciembre de 2011, un inspector, se ríe “permíteme un juas, juas” de las posibilidades de que Bankia recupere capital deshaciéndose de créditos. También alertaron de la situación del Banco de Valencia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS