Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA cree que la economía española se acelerará este año pero se ralentizará en 2017

El servicio de estudios calcula que el PIB cerrará 2016 con un alza del 3,1% pero corrige a la baja la predicción del siguiente ejercicio hasta el 2,3%

BBVA cree que la economía española se acelerará este año pero se ralentizará en 2017
EFE

Una de cal y otra de arena. Esa es la perspectiva que tiene para la economía de este año y el próximo BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad. De cara a 2016 los analistas han revisado al alza la perspectiva de crecimiento en 0,4 puntos, hasta el 3,1%, y no descartan incluso que pueda llegar al 3,2%. Sin embargo, para 2017 son menos optimistas: creen que el PIB se elevará un 2,3% "por el deterioro del entorno exterior, ligado principalmente al Brexit" y por la falta de cambios en la política fiscal española, justifican.

Los analistas de la entidad se sitúan, con una previsión del 3,1% para este año, entre los más optimistas hasta ahora. La OCDE augura un 2,8%. Las predicciones oficiales del Gobierno, actualizadas hace unas semanas, son del 2,9%. La agencia de calificación Fitch lo situó días atrás también en el 2,9%. Funcas considera que estará en el 3%. Y el FMI lo mantiene incluso en el 2,6%.

El consumo de los hogares va a seguir siendo este año el motor de la recuperación, alimentado en parte, según considera BBVA, por "la mejora del mercado laboral y de las condiciones de financiación, así como el tono expansivo de la política fiscal y el grado de avance de la corrección de los desequilibrios internos". Además, España sigue aprovechando los efectos del plan de compra de bonos del Banco Central Europeo y el petróleo empieza a encarecerse, pero sigue en niveles relativamente baratos. Todo eso justifica, según los analistas, que este año el PIB pueda terminar con un crecimiento muy parecido al de 2015.

El economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech, incluso señala que "si la tendencia que se espera para la segunda mitad del año se confirma, el crecimiento será del 3,2%", una décima más de la apuntado en el informe de hoy y excatamente la cifra con la que terminó el pasado año.

Sin embargo, tras los puntos fuertes, llegan las debilidades, que se pueden cebar con el crecimiento el 2017. "El entorno de elevada incertidumbre sobre la política económica se mantiene" advierte BBVA. Y es que, aunque España se ha librado de la multa de Bruselas pese a incumplir el déficit, tiene sobre la mesa la necesidad de hacer ajustes para este año y el próximo, y cambios en materia fiscal. "Es particularmente importante que se resuelva dado el compromiso de reducir el déficit a niveles en torno al 3% del PIB a finales del año siguiente", recuerda BBVA. "Se vuelve necesario tener certidumbre lo más pronto posible sobre las políticas a implementar durante los próximos años", advierten.

La incertidumbre en el programa de ajustes, cree el servicio de estudios, puede pasar factura en 2017. "El déficit de 2016 se reducirá tan solo 0,6 puntos porcentuales hasta el 4,4% del PIB, ligeramente por debajo del nuevo objetivo de estabilidad (4,6%). Para 2017 se espera que el ciclo económico continúe corrigiendo el deterioro en las cuentas públicas, pero en un escenario sin cambios en la política fiscal, el déficit se reduciría tan sólo hasta el 3,6% del PIB, y superaría el objetivo presupuestario fijado en el 3,1%", avanza.

Si a eso se le añade la tormenta del Brexit y la peor perspectiva del sector exterior, la economía del 2017 apunta a una situación algo más débil que este año.

Más información