Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abengoa vende a Ericsson la actividad de su filial Abentel

La operación forma parte del plan de desinversiones de la compañía española

Empleados de Abengoa, salen y acceden a la sede central de la empresa ubicada en Palmas Altas, Sevilla.
Empleados de Abengoa, salen y acceden a la sede central de la empresa ubicada en Palmas Altas, Sevilla. EL PAIS

La compañía andaluza de energía renovables Abengoa ha alcanzado un acuerdo para traspasar su filial de redes de telecomunicaciones, Abentel, a la multinacional Ericsson. La operación se hace mediante un acuerdo de transferencias de actividades, según el cual se transferirán los activos, proyectos y empleados de Abentel a Ericsson, según informa este miércoles la multinacional española en un comunicado.

Abengoa explica que este acuerdo se incluye dentro del plan de desinversiones anunciado por la compañía y contribuirá a alcanzar los objetivos marcados en el plan de viabilidad que ha establecido. La compañía española atraviesa por dificultades económicos que le han llevado a presentar un plan de reestructuración estratégico para esquivar la suspensión de pagos.Abengoa alcanzó un principio de acuerdo con sus principales acreedores para cerrar su plan de reestructuración, que establece sus nuevas necesidades de liquidez en unos 1.200 millones de euros, frente a los entre 1.500 y 1.800 millones iniciales.

El acuerdo para traspasar Abentel a Ericsson se enmarca en ese plan.Esta operación permitirá a Abengoa aligerar progresivamente la deuda con sus acreedores y proveedores, así como las garantías asociadas a los proyectos de Abentel.

"Esta operación forma parte de la política de desinversiones de Abengoa y representa un nuevo avance en el proceso de viabilidad en el que se encuentra inmersa la compañía", incide la empresa. A este respecto, recuerda que en los últimos meses también ha anunciado la venta de su participación en la planta termosolar Shams-1, ubicada en Emiratos Árabes Unidos, así como en la del parque eólico Campo Palomas en Uruguay, entre otros.

Ericcson afirma que este acuerdo refuerza su posición de liderazgo en servicios de telecomunicaciones, específicamente en el despliegue y mantenimiento de redes de fibra, donde cuenta con importantes proyectos en diferentes países.

Con este acuerdo, que se completará durante el tercer trimestre de 2016, está previsto que alrededor de 500 profesionales especializados en despliegue de redes de fibra y servicios de Abengoa se unan a Ericsson, aportando "competencias relevantes para continuar con la expansión en el creciente campo de los servicios relacionados con fibra".

La filial de Abengoa lleva realizando trabajos de diseño, construcción y mantenimiento de redes de telecomunicaciones de forma ininterrumpida desde 1968, colaborando con los operadores y proveedores de servicios de telecomunicación, tanto dentro como fuera de España.

En la actualidad, Abentel provee soluciones completas de cableados de red (cobre o fibra óptica) desde repartidor de operador al interior de la casa del cliente final, incluyendo todos los servicios asociados, necesarios para garantizar la instalación y el mantenimiento de la red, extremo a extremo.

En este sentido, Ericsson afirma que la suma de las competencias, herramientas y procesos de ambas compañías le permitirá crear un centro global de servicios de fibra en Sevilla, desde donde pueda seguir fortaleciendo su presencia en este dinámico mercado. Como parte del acuerdo, Ericsson asumirá algunos de los más importantes proyectos de despliegue de fibra óptica en España.

"La fibra es un componente clave para las redes IP de nueva generación. Este acuerdo reúne al líder mundial en servicios de telecomunicaciones con uno de los proveedores de servicios de fibra líder en España. La transferencia de las competencias de Abentel, unida a la oferta de servicios de Ericsson, nos permitirá ofrecer una escalabilidad inigualable para los proyectos de fibra de nuestros clientes", ha afirmado el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López.