Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿De verdad Wright es el creador del bitcoin? Las dudas se multiplican

El empresario australiano renuncia ahora a probar que es Satoshi Nakamoto

Craig Wright, creador del bitcoin
Craig Wright, en su declaración ante la BBC. AP

La identidad del verdadero creador del bitcoin, la moneda virtual más famosa del mundo, seguirá siendo una incógnita. Apenas cuatro días después de que Craig Steven Wright, un empresario australiano de 44 años, revelara que era Satoshi Nakamoto, el nombre tras el que durante años se ha escondido el padre de esta criptodivisa, su historia se ha venido abajo al no poder demostrar, como prometió, que es el creador del bitcoin.

Wright se había comprometido, en su encuentro con los tres medios a los que reveló su identidad (BBC, The Economist y GQ), a aportar las claves privadas que permitieron hacer las primeras transacciones de bitcoins en 2009, algo solo al alcance de Nakamoto, el creador de la tecnología. Pero finalmente, se ha rendido. “Lo siento”, ha dicho Wright este jueves en una entrada en su blog personal, en el que reconoce que “no tiene valor” para aportar la prueba prometida.

El empresario australiano, en un lenguaje deliberadamente ambiguo, no admite haber mentido a la hora de adjudicarse estar detrás de Nakamoto, pero afirma que las numerosas acusaciones que ha recibido desde que se atribuyó la paternidad del bitcoin han vencido su resistencia y le han llevado a tirar la toalla a la hora de probar su identidad.

Entrada del blog de Craig Wright pidiendo disculpas por no probar su identidad.
Entrada del blog de Craig Wright pidiendo disculpas por no probar su identidad.

Las acusaciones a las que se refiere Wright surgieron casi desde el mismo momento en el que el pasado lunes los tres medios citados publicaron, incluyendo un video de la BBC, la revelación sobre el hombre que estaba detrás del apellido Sakamoto.

La desconfianza se hizo mucho más intensa cuando Gavin Andresen, director técnico de la fundación Bitcoin, que estaba presente en la demostración a los medios de este lunes, reconoció un día después en un blog tecnológico que la prueba aportada por Wright no era suficiente, porque se trataba de una clave pública al alcance de todos, y que para tener la certeza de que el empresario australiano era Sakamoto debía revelar las claves privadas que permiten transferir los bitcoins de unos de los primeros bloques de direcciones.

De hecho, el propio Wright pide perdón en su blog tanto a Andresen como a Jon Matonis, fundador de la fundación Bitcoin, por el desprestigio que les haya podido causar al decidir no aportar esa prueba. “Cuando comenzaron los rumores, mis conocimientos y mi reputación fueron atacados. Cuando se probó que esas acusaciones eran falsas, las nuevas alegaciones ya habían empezado. Ahora sé que no soy lo suficientemente fuerte para esto. Sé que esta debilidad causará un gran daño a los que me han apoyado, en particular a Jon Matonis y Gavin Andresen. Mi única esperanza es que su honor y credibilidad no queden irremediablemente marcados por mis acciones. No fueron engañados, pero sé que el mundo nunca va a creer eso ahora. Sólo puedo decir que lo siento”, asegura el empresario australiano.

El empresario no ha aportado las claves privadas de Nakamoto para mover bitcoins

La BBC, escéptica

La propia BBC publicaba un día después del vídeo revelador un artículo en el que recogía las dudas que en varios expertos de la criptomoneda había suscitado la afirmación de Wright. El empresario respondió a esas dudas asegurando que aportaría una prueba definitiva. El artículo de la web de la televisión pública británica deslizaba incluso la acusación de que Wright podría haberse aprovechado de los limitados conocimientos técnicos de los redactores de los tres medios que dieron la primicia, engañándoles con “trucos de magia”, en alusión a una posible manipulación de las claves desde su ordenador personal. También The Economist descubría un día después que las claves aportadas por Wright en su prueba eran públicas y estaban al alcance de cualquiera, y le pedía pruebas más definitivas.

“Si realmente Wright es quien dice ser solo va a tardar un minuto en probarlo. Basta con que lance un mensaje firmado con las claves privadas de Nakamoto. Esa sería una prueba irrefutable en un 99% de que es el creador de bitcoin. Pero no lo ha hecho”, señala, en conversación con este diario, Félix Moreno, unos de los mayores expertos en bitcoin.

Pero, ¿por qué ha mentido Wright si es que realmente no es el verdadero Nakamoto? Algunos medios apuntan a que detrás del comportamiento de este enigmático empresario pueden estar sus problemas fiscales, y la necesidad de recaudar fondos privados o subvenciones públicas bajo el anzuelo del prestigio de ser el creador de la criptomoneda. Otros señalan al afán de notoriedad, pese a que Wright señale lo contrario. Sea como fuere, lo cierto es que Nakamoto sigue siendo un fantasma a quien nadie ha podido aún hacer carnal.

Más información