Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autonomías gastaron 4.500 millones más de lo previsto

En año electoral, las comunidades autónomas desviaron sus presupuestos un 4,1%

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, rodeado de sus colaboradores durante un Consejo de Política Fiscal.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, rodeado de sus colaboradores durante un Consejo de Política Fiscal.

Las comunidades autónomas aumentaron el gasto el año pasado un 5,4% de media, cuatro puntos por encima de lo marcado en la regla de gasto (1,3%). Este límite, regulado en la Ley de estabilidad, la norma que consagra el equilibrio de las cuentas públicas, impide a las administraciones elevar el gasto por encima del crecimiento potencial de la economía con el fin de restringir los números rojos. Durante 2015, las autonomías subieron el gasto 4.556 millones más de los que deberían haberlo hecho si hubieran cumplido los límites marcados. Es decir, gastaron un 4,1% más de lo que debían si hubieran cumplido con la citada regla de gasto, uno de los corsés más incómodos para las administraciones públicas. El cinturón de sus presupuestos siempre se ensancha más cuando tienen elecciones autonómicas, como el año pasado.

El Ministerio de Hacienda envío el pasado 21 de abril cartas a las comunidades que incumplieron los objetivos de déficit —todas menos Galicia, Canarias y País Vasco— para que elaboraran el Plan Económico Financiero al objeto de corregir los desequilibrios de sus cuentas públicas.

Tampoco la deuda

Entre todas las autonomías solo Cataluña y Asturias incumplieron también el objetivo de deuda. La Generalitat subió su endeudamiento hasta un nivel equivalente al 35,3% del PIB cuando tenía la línea roja en el 30,4%. Asturias, por su parte, hizo crecer su pasivo hasta el 17,9% del PIB cuando su límite estaba en el 16%.

En cuanto al gasto, Baleares fue la que más lo aumentó (un alza del 10,1%), seguida de Cataluña (8,3%) y Castilla-La Mancha (7,5%). Aunque en el caso de Cataluña influyen gastos no recurrentes al aflorar facturas de años anteriores por la construcción de algunas prisiones. Sin estas inversiones, Cataluña podría haber contenido sus compromisos al nivel marcado por la regla de gasto (1,3%).

El Ministerio de Hacienda recuerda en las misivas a estas comunidades que el Plan de ajuste que deben elaborar se regirá por el nuevo límite presupuestario que fija un objetivo de déficit del 0,7% en lugar del 0,3% inicialmente previsto. De esta forma tendrán más margen para consolidar sus cuentas.

El ministerio recuerda que la regla de gasto que se aplicará este año limita al 1,8% los incrementos de gasto. Aunque algunas comunidades tendrán que congelar sus presupuestos de 2015 si aspiran a cumplir los objetivos.