Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

México lanza un salvavidas de 4.200 millones de dólares a Pemex

La Hacienda mexicana buscar pagar las deudas y las pensiones de la petrolera con esta aportación

Trabajadores de Pemex en un pozo de tierra.
Trabajadores de Pemex en un pozo de tierra. EFE

La ayuda para Petróleos Mexicanos (Pemex) ha llegado. El Gobierno mexicano ha anunciado este miércoles que inyectará 4.200 millones de dólares (73.500 millones de pesos) a la petrolera estatal para dar liquidez a la firma y sostener el pago de pensiones y jubilaciones durante 2016. Las aportaciones se harán en dos partes: 1.517 millones de dólares serán entregados el próximo viernes para que la empresa reduzca sus deudas y el resto — 2.691 millones de dólares— se entregará para cubrir el pasivo laboral de la compañía.

“En el contexto actual de precios bajos del petróleo, el Gobierno Federal apoyará a Pemex utilizando diversos instrumentos que incidirán en un mejor resultado de operación, la capitalización de la empresa y mayor liquidez inmediata”, ha manifestado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en un comunicado. El último reporte anual de la petrolera, publicado en febrero, mostró una empresa al borde del colapso. Pemex tuvo pérdidas de más de 30.000 millones de dólares en 2015, las peores de su historia.

El último reporte anual de la petrolera, publicado en febrero, mostró una empresa al borde del colapso

El Gobierno mexicano hizo, entonces, un recorte de 5.500 millones de dólares, pero que ha resultado insuficiente ante una deuda de 87.000 millones de dólares y un pasivo de 190.000 millones. Los proveedores de la petrolera han comenzado a poner en duda la capacidad de empresa para pagar sus compromisos. La situación ha sido particularmente difícil ante el declive de su producción de crudo y la caída de los precios del barril en todo el mundo durante los últimos meses.

Además de las ayudas, la Hacienda mexicana ha anunciado que cambiará el régimen fiscal de Pemex para permitir que la empresa pueda hacer mayores deducciones de sus costos en proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos. “La modificación implica que el pago de derechos de Pemex durante 2016 se reduzca en alrededor de 50.000 millones de pesos. Un monto equivalente se reflejaría en una mejora en el balance financiero de la empresa”, ha anunciado el Gobierno mexicano.

Para que Pemex siga recibiendo apoyo de la Hacienda mexicana es necesario que la empresa demuestre que sus deudas están disminuyendo y que su salud financiera ha mejorado. En cuanto a las ayudas sobre las pensiones y las jubilaciones, la empresa debía renegociar el contrato de los trabajadores, una condición con la que cumplió desde 2015.