Arabia Saudí retrasa pagos a contratas por el declive del petróleo

Uno de los proyectos que podrían verse afectados es el del metro de Riad, en el que participa la española FCC

Infografía del proyecto de metro en Riad, en cuya construcción participa FCC.
Infografía del proyecto de metro en Riad, en cuya construcción participa FCC.

El abaratamiento del precio del petróleo está obligando al Gobierno de Arabia Saudí a retrasar los pagos a contratas privadas, según ha podido saber Bloomberg tras contactar con tres fuentes familiarizadas con la cuestión y que han preferido mantenerse en el anonimato. Un portavoz del ministerio de Finanzas rehusó hacer cualquier comentario al respecto. El declive del crudo ha llevado a las cuentas públicas del país árabe a incurrir en su primer déficit desde 2009, en plena crisis financiera mundial.

Algunas empresas que trabajan en proyectos de infraestructuras en Arabia Saudí han tenido que esperar incluso seis meses o más para recibir el dinero, en un movimiento con el que el Gobierno trata de proteger el dinero en efectivo. Los retrasos se han incrementado este año y han venido acompañados de un intento del Gobierno de recortar el montante total de algunos contratos.

Arabia Saudí se enfrenta a un problema común a los países productores de petróleo que, en su caso, representa el 80% de los ingresos estatales. Hasta ahora ha llevado a cabo acciones en diferentes frentes: limitando la salida de reservas, recortando el gasto público y vendiendo bonos. El volumen de reservas exteriores se situaba en 82.000 millones de dólares (72.4000 millones de euros) a finales de agosto, tras alcanzar un máximo histórico el año pasado. El país, el segundo productor mundial de petróleo solo superado por EE UU, ha emitido deuda por valor de 15.000 millones de dólares (13.200 millones de euros) en lo que va de año. El Gobierno saudí estudia recortes y el retraso de proyectos de inversión.

Más información

"Es difícil contener el gasto cuando el petróleo sube, pero es aún más difícil hacerlo cuando el precio del crudo baja", explica por correo electrónico Simon Williams, economista jefe de HSBC para Europa, Oriente Próximo y norte de África. "Los recortes tienen que seguir adelanta, el déficit presupuestario es demasiado elevado como para ignorarlo y pretender creer que es una situación normal".

Los retrasos en los pagos gubernamentales podrían ralentizar los proyectos en curso, incluido el de construcción del metro de la capital saudí, Riad, valorado en 22.000 millones de dólares (algo más de 19.400 millones de euros) y en el que está involucrada la firma española de infraestructuras FCC. La empresa dirigida por Carlos Jarque y de la que el magnate mexicano Carlos Slim es máximo accionista, se hizo en 2013 con el contrato —valorado en casi 6.000 millones de euros—, el segundo mayor de una empresa española del sector en el exterior.

Solo en la primera mitad del año, las autoridades saudíes adjudicaron contratos de infraestructuras por un valor total de cerca de 33.000 millones de euros, un 12,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

La economía saudí crecerá un 3% este año, frente al 10% registrado en 2011, cuando el precio del barril de crudo se situaba en el entorno de los 110 dólares. Cuatro años después, el Brent cotiza por debajo de los 47 dólares. En los últimos 12 meses, el crudo se ha dejado casi un 50% en los últimos 12 meses. Pese al reciente repunte del déficit público, Arabia Saudí sigue siendo uno de los países menos endeudados del mundo, con unos pasivos públicos equivalentes al 2% de su PIB. La media de europea se sitúa en el 93%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción