BBVA también cree que España no cumplirá el objetivo de déficit

El servicio de estudios del banco constata la ralentización económica y pide más reformas

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.EFE

El BBVA tampoco confía en que España cumpla los objetivos de déficit público en 2015 y 2016. El servicio de estudios del segundo banco español ha reiterado este jueves en su Observatorio Económico que la reducción de la brecha entre gastos e ingresos en las cuentas públicas sigue basándose en la "mejora cíclica" y cree que es "escasa" para el cumplimiento de las metas presupuestarias. Dos organismos internacionales de calado, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), han alertado en los últimos días de la alta probabilidad de incumplimiento del objetivo de déficit español.

El primero en hacerlo fue el Ejecutivo comunitario. En un documento al que tuvo acceso EL PAÍS el miércoles, Bruselas exigía al Gobierno español "las medidas necesarias" para cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2016 y señalaba que las reformas se habían quedado cortas. Los servicios de Economía y Finanzas de la Comisión recordaban que España ya incumplió en 2014 y auguraban un desajuste entre ingresos y gastos del 4,5% del PIB para este año, tres décimas superior al objetivo. En 2016 el déficit se situará, según sus cálculos, en el 3,5%, siete décimas por encima de la meta fijada. Ayer le tocó al Fondo, que pronosticó un agujero presupuestario del 4,4% y del 3,2% en 2015 y 2016 respectivamente, dos y cuatro décimas más de lo previsto inicialmente.

Más información

Los malos augurios para la economía española no se limitan al déficit público. BBVA Research también incide en la ralentización del crecimiento, que achaca al agotamiento de algunos factores que propiciaban la expansión económica (fundamentalmente el tipo de cambio euro-dólar y la política fiscal), así como al empeoramiento del entorno exterior, con una recuperación que no termina de cuajar en dos países clave para las exportaciones españolas: Francia y Alemania.

En este contexto de expansión más limitada, el empleo también sufre las consecuencias. "Los registros del mercado de trabajo sorprendieron positivamente en septiembre lo que, sin embargo, no compensó el arranque decepcionante del trimestre", apuntan los analistas del banco en la nota hecha pública este jueves. Según sus estimaciones, las afiliaciones a la Seguridad Social crecieron un 0,3% entre julio y septiembre, ocho décimas menos que en el segundo trimestre. La ralentización se traduce, asimismo, en un repunte de la productividad del factor trabajo.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50