Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDRÉS HERMIDA | Secretario general de Pesca

“Vamos a multar con 12 millones a las empresas de pesca ilegal”

El secretario general de Pesca señala que con la nueva ley se perseguirá eficazmente a los que esquilman ilegalmente los mares

Andrés Hermida, secretario general de Pesca, en su despacho.
Andrés Hermida, secretario general de Pesca, en su despacho.

Para el secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida Trastoy, contra la piratería no hay cuartel. La renovada Ley de Pesca endurece ahora las penas y eleva a sanciones millonarias las multas a las empresas españolas que la practiquen “con multas de hasta 12 millones de euros”.

Hermida, en una entrevista a EL PAÍS, y destaca las actuaciones más contundentes de su mandato hasta final de legislatura: Acabar definitivamente con la pesca ilegal es una de ellas. “Tenemos identificados a los grandes piratas del Mar, los 6 Magníficos”. Y van a por ellos.

El sector pesquero aplaude la contundencia de la operación Sparrow 1 y 2, contra varias empresas gallegas relacionadas con actividades de pesca ilegal. “Estamos decididos a acabar con la pesca ilegal. La nueva Ley de Pesca introduce modificaciones definitivas para acabar con los bandoleros del mar, operadores que están haciendo competencia desleal y explotan los recursos sin ningún tipo de control. Diferentes organizaciones internacionales tienen identificados barcos pirata que engrosan las listas negras como barcos ilegales”, señala rotundo.

Respecto a la presencia de barcos españoles en esas redes ilegales, Hermida señala que no necesariamente navegan bajo bandera española. “Es un entramado muy complejo ya que van cambiando de bandera, que puede ser de países que no tienen mar como Mongolia, Bolivia, Guinea Ecuatorial y Nigeria. Sin embargo, es verdad que detrás de estos operadores sí podría haber intereses españoles. Por eso la modificación de la Ley eleva las sanciones a las empresas españolas que podrían estar vinculadas en este entramado con multas de hasta 12 millones de euros”, señala.

“Nadie se va a poder amparar en que tiene una empresa registrada en Panamá o en Belice o que se comercializa desde Suiza teniendo un barco con bandera de Guinea Ecuatorial. Si detrás de esas empresas hay un español, la nueva Ley nos permite ir contra él”, advierte.

Ya que la Interpol recaba información sobre las redes que podrían estar detrás de estos buques pirata, Hermida defiende que es fundamental el intercambio de información con países como Nueva Zelanda, Australia, Malasia o Tailandia sobre los barcos que retienen. “Después hay que comprobar si hay tripulantes españoles, porque la ley dice que ningún español puede trabajar en un barco de estos, así que también iremos contra los tripulantes españoles”, añade.

El secretario general de Pesca destaca que existen cinco equipos de inspectores, trabajando desde Ourense Pontevedra y A Coruña recabando información e identificando si hay expedientes sancionadores. “Estamos volcados en operaciones completamente novedosas en el mundo porque ningún país tiene ahora una legislación tan avanzada como la nuestra para actuar contra esta flota”, apunta.

Antes de que finalice la legislatura, la Secretaría tiene en su agenda la aprobación del programa operativo del Fondo Europeo Marítimo de Pesca (FEMP), que contempla las líneas de financiación para todo el sector pesquero, extractivo, productivo, transformador y comercializador para 2016.

Respecto a los caladeros internacionales, Hermida indica que la prioridad es el acuerdo de pesca europeo con Mauritania, (el más importante entre la UE y África) “para que este país al fin conceda licencias a la flota cefalopodera [pulpos, sepias o calamares] y nos permita faenar a largo plazo”.

Hermida considera que la pesca en España tiene futuro. “Aunque en este sector siempre hay voces alarmistas que hablan que si la flota se reduce, que si cada vez hay menos pescadores, le aseguro que no es cierto. Con las regulaciones en nuestros cuatro caladeros nacionales —el Cantábrico noroeste, Mediterráneo, Golfo de Cádiz y Canarias—, hemos diseñado un sistema de trabajo para que la flota pueda trabajar y asegurar un sector viable, saludable y de futuro, y pueda seguir funcionando también mundialmente”, indica.