Las dudas sobre China hunden las cotizaciones de las divisas emergentes

El principal índice mundial de materias primas se sitúa en mínimos de 24 años

Billetes de dólares estadounidenses y de reales brasileños.
Billetes de dólares estadounidenses y de reales brasileños.

Los mercados mundiales de divisas y de materias primas no se creen el discurso tranquilizador de las autoridades chinas. El desplome de las Bolsas del país asiático, el temor a que esta fragilidad encierre un problema real en la sala de máquinas de la segunda mayor economía del planeta —con las implicaciones que esto tendría para el resto del mundo— y la más que probable subida de tipos de interés en Estados Unidos a la vuelta del verano han llevado este martes a las principales monedas de los países emergentes a mínimos de las últimas décadas.

El tipo de cambio entre el real brasileño y el dólar estadounidense cotiza a su nivel más bajo en 13 años; el peso colombiano ha batido mínimos de 12 años y el rand sudafricano, la rupia india y el peso mexicano están en mínimos históricos. Pese a la fuerte protección del Banco Central de Rusia, que se ha esforzado en tratar de frenar la sangría de su divisa con reiteradas bajadas de tipos, el rublo se situó ayer cerca de los mínimos de finales de 2014, en plena crisis ucrania.

Más información
La debilidad china lleva las materias primas a mínimos de 13 años
Pekín insiste en que las medidas de apoyo a la Bolsa siguen vigentes
El oro, un caso diferente: valor refugio muy influido por los tipos
“México ha tenido mala suerte con la caída de los precios del petróleo”

La principal razón detrás de estos descensos es la caída en el precio de las materias primas, que prolongan su senda bajista, iniciada hace ya más de un año. Tras el desplome de los principales índices chinos, el Bloomberg Commodity Index, que recoge la evolución de 22 productos representativos, entre ellos el oro, el gas natural, el petróleo, el maíz, el cobre, la soja, la plata o la caña de azúcar, ha perforado a primera hora de este martes mínimos de 24 años, retrocediendo prácticamente hasta el nivel que marcaba cuando echó a andar, en enero de 1991. La caída es especialmente patente en el caso del petróleo: el crudo brent, el de referencia en Europa, ha llegado a bajar este martes de los 53 dólares por barril, marcando mínimos desde principios de año.

Nicholas J. Johnson, vicepresidente y responsable de materias primas de la firma de inversión estadounidense Pimco, achaca la bajada de las divisas emergentes y de las materias primas a una combinación de factores: la preocupación por la “débil” de la demanda china, “acrecentada por los recientes desplomes bursátiles”; la fortaleza del dólar y la casi segura subida de los tipos de interés en EE UU y Reino Unido, que tanto la Reserva Federal como el Banco de Inglaterra han dejado entrever en las últimas semanas y que el consenso de los analistas dan prácticamente por descontada para septiembre.

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS