Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento endurece todavía más los servicios mínimos de los controladores

El ministerio fija una asistencia mínima del 80% durante los paros convocados este mes

A la derecha, la torre de control del aeropuerto Madrid-Barajas
A la derecha, la torre de control del aeropuerto Madrid-Barajas EFE

El Ministerio de Fomento ha establecido unos servicios mínimos del 80% para la convocatoria de huelga de los controladores aéreos de ENAIRE durante las cuatro jornadas de paros parciales, previstos para los próximos fines de semana de julio, sábado 11 y domingo 12 y sábado 25 y domingo 26 de julio. Así lo ha comunicado el Departamento que dirige Ana Pastor, que señala que es obligatorio que al menos ocho de cada diez empelados acuda a trabajar. El porcentaje es incluso superior al establecido en junio, cuando la huelga parcial no se notó prácticamente en el tráfico ni en la puntualidad de los vuelos.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), el sindicato mayoritario que representa al 90% de los más de 2.000 trabajadores en plantilla de ENAIRE, ha convocado los paros como protesta a los 61 controladores expedientados en Barcelona y al despido del controlador de Santiago a raíz del cierre del espacio aéreo en 2010.

La huelga se llevará a cabo mediante paros parciales los días 11 y 25 por la mañana, entre las 10:00 y las 13:00 horas, y los días 12 y 26 de julio por la tarde, entre las 17:00 y las 20:00 horas (horario peninsular).

Los controladores ya convocaron cuatro jornadas de paros en junio —los días 8, 10, 12 y 14 de junio—, en la primera convocatoria de huelga del colectivo en 26 años. El Ministerio de Fomento fijó entonces unos servicios mínimos del 70% —que fueron impugnados por USCA— paros que se desarrollaron sin demoras ni cancelaciones.

El colectivo protesta contra los expedientes sancionadores abiertos este año contra 61 controladores por el caos aéreo de 2010 y exigen la readmisión de un trabajador de Santiago despedido por aquellos incidentes de hace cinco años.

Más tráfico, más servicios mínimos

Según Fomento en julio se desplazan más del doble de pasajeros, tanto en vuelos nacionales como provenientes del extranjero que en los meses de baja demanda, lo que corrobora la necesidad de establecer una plantilla de servicios mínimos capaz de afrontar la actividad en fechas de alto volumen de tráfico aéreo.

La huelga afecta a los controladores de tránsito aéreo de la matriz de Aena, que actualmente conforman una plantilla de 2.015 trabajadores, distribuidos en servicios centrales, cinco centros de control (Madrid-Torrejón, Barcelona, Sevilla, Palma y Canarias), dos centros de aproximación (Valencia y Santiago) y 22 torres de control (en los aeropuertos de Barajas, El Prat, Gran Canaria, Palma, y Málaga, entre otros).

Aunque tienen que analizar todavía los servicios mínimos fijados por Fomento, USCA critica "la incoherencia" que supone garantizar la normalidad operativa con un huelga parcial de tres horas y ante unos servicios mínimos que impiden ejercer el derecho a la huelga de los controladores en centros como Las Palmas, por ejemplo, donde los servicios mínimos "se fijan para casi toda la plantilla".

Más información