España logra que se aplace la votación para elegir al presidente del Eurogrupo

La delegación española sostiene que en estos momentos hay un empate técnico entre los dos contendientes. Aspira a lograr finalmente el voto de Francia e Italia

De izquierda a derecha, Luis de Guindos (ministro de Economía), Mario Draghi (presidente del BCE)y Jeroen Dijsselbloem (presidente del Eurogrupo) en marzo pasado
De izquierda a derecha, Luis de Guindos (ministro de Economía), Mario Draghi (presidente del BCE)y Jeroen Dijsselbloem (presidente del Eurogrupo) en marzo pasadoREUTERS

España salva el primer asalto. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha involucrado personalmente en los últimos días en la candidatura del ministro Luis de Guindos a la presidencia del Eurogrupo. La Moncloa, según las fuentes consultadas, presionó con éxito para que la votación saliera de la agenda del Eurogrupo de este jueves —con Grecia en el ojo del huracán—, y tiene previsto redoblar la ofensiva diplomática para cosechar apoyos en las capitales de cara a la cumbre de finales de junio. El actual presidente, Jeroen Dijsselbloem, parte con ligera ventaja, pero España confía en granjearse el apoyo de los grandes países del euro.

Más información

El Eurogrupo anunció este miércoles que finalmente la votación para elegir al nuevo presidente —Dijsselbloem o Guindos— no se hará este jueves en la reunión de Luxemburgo. Por la máxima tensión en Grecia. Y porque España ha sacado todas sus baterías diplomáticas y ha denunciado el tacticismo de Dijsselbloem, que finalmente, según fuentes europeas, prefiere evitar un contencioso con Guindos y dejar la elección para más adelante. Tanto Guindos como Rajoy seguirán buscando alianzas en los próximos días, con vistas a la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, el 25 y 26 de junio en Bruselas, donde el presidente pretende poner ese cargo sobre la mesa y recordar las promesas que supuestamente se le hicieron en agosto del año pasado. Rajoy sacará a relucir la pérdida de peso de España en las instituciones, y la recuperación de la economía tres años después de haber estado al borde del abismo.

Alemania anunció este miércoles que votará por Guindos en la carrera por la presidencia

La delegación española sostiene que en estos momentos hay un empate técnico entre los dos contendientes. Y aspira a lograr finalmente el voto de Francia e Italia, que según las fuentes consultadas se dejan querer pero están más cerca de Dijsselbloem. Fuentes europeas explicaron que la votación se decantaría este jueves por 11 votos a ocho a favor del socialdemócrata holandés. Aunque el capítulo final de la saga griega y la gestión de Dijsselbloem en los próximos días puede decantar la balanza de uno o de otro lado.

Alemania anunció este miércoles que votará por Guindos. “El ministro Schäuble ha trabajado bien con Dijsselbloem y aprecia su trabajo como presidente del Eurogrupo”, dijo un portavoz del ministerio, “pero en caso de votación apoyaríamos a de Guindos”. París y Roma no han querido decantarse oficialmente por ninguno, aunque las fuentes consultadas aseguran que por el color de sus Gobiernos —socialdemócratas— estarían más cerca del holandés que del español.

Lagarde pide luchar contra la desigualdad

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, criticó este miércoles en Bruselas las retribuciones exageradas de algunos gestores de fondos y pidió luchar contra la desigualdad, a la que considera un lastre para el crecimiento económico. Lagarde recomienda aplicar políticas fiscales y reformas que reduzcan la desigualdad.

Tanto Guindos como el actual presidente han presentado ya oficialmente su candidatura, con sendos programas de Gobierno con énfasis distintos, pero con una base parecida: reformas, mayor coordinación de las políticas económicas y sostenibilidad de las finanzas públicas. El retraso de la votación beneficia a Guindos, aunque a su vez a medida que pasen los días pondrá de manifiesto la mayor de sus debilidades: las elecciones generales están previstas para el próximo otoño y el ministro ha asegurado que, aunque ganara el PP, no piensa repetir. Y la idea de hacer el cargo permanente —y remunerado— no se pondrá sobre la mesa al menos hasta mediados de 2017, según el borrador del informe que presentarán en breve los presidentes de la Comisión, el Consejo, el BCE, el Parlamento y el propio Eurogrupo. El PSOE ha asegurado que apoya la candidatura de Guindos. Pero otros partidos tienen ideas bien distintas: el líder de Podemos, Pablo Iglesias, apuntó que no respalda al español: “Los representantes de los países del sur”, dijo, “no pueden actuar como delegados de la canciller Angela Merkel”.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50