Guindos avala su candidatura al Eurogrupo con la recuperación

"Esa es la razón fundamental por la cual España va a tener la Presidencia del Eurogrupo", apunta el ministro de Economía, que compite con el titular holandés por el cargo

De Guindos: "España va a tener la presidencia del eurogrupo"

España ha pasado de ser un país "al borde del abismo", a ser uno que crece al doble de la media europea. Ese es, según el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, el principal argumento que tiene él y el país para optar a la presidencia del Eurogrupo, el órgano que agrupa a todos los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro. Tan confiado está de que es así, que eso le lleva a verse como el claro favorito en la competencia que mantiene estos días con actual presidente, Jeroen Dijsselbloem. "Esa es la razón fundamental por la cual España va a tener la presidencia del Eurogrupo", ha declarado. Así que hoy ha formalizado su candidatura enviando una carta a todos los miembros del Eurogrupo que está disponible en la página web de su departamento.

"España tiene apoyos, por supuesto, y tiene bazas, por supuesto", ha afirmando De Guindos en Santander, en el curso El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis, organizado por la UIMP y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), patrocinado por BBVA. "No he oído a muchos países, salvo Alemania, decir a quien apoya. España está claramente infrarrepresentada, eso lo reconoce todo el mundo. Y España le ha dado una vuelta, y se ha dado el giro más intenso que nunca en el OCDE. Y creo que eso es bueno para la Economía española. Es muy bueno para Europa. Para el futuro que se avecina es mucho mejor tener como presidente de un país que, después de estar al borde del abismo, va a crecer el doble que la media de la zona euro", ha añadido cuando se le ha preguntado si estaba perdiendo apoyos en los últimos días en favor de su rival por el puesto, el actual presidente y ministro de Finanzas holandés, Jeoren Dijsselbloem, titular de Economía de Holanda, que ha ganado opciones recientemente.

Más información
Guindos y Dijsselbloem lanzan sus candidaturas para el Eurogrupo
Guindos busca apoyos contra reloj para poder presidir el Eurogrupo
La presidencia del Eurogrupo se complica para España
España reclama un cambio de mandato del Banco Central Europeo

El razonamiento de Luis de Guindos por el que Guindos, y su equipo, se ve vomo favorito es el siguiente: hace años el Eurogrupo lo lideraba un país que detentara la califiación de la triple A para sus bonos de deuda soberana. Ese es el caso de Holanda o de Luxemburgo, los dos países cuyos ministros han ocupado hasta ahora el cargo. Pero ahora para la Unión Europea es mejor que sea un país que ha estado en una situación muy grave, como fue el caso de España en 2011 y 2012, y que ha pasado a crecer al doble de la media comunitaria y convertirse en ejemplo para muchos quien ostente ese puesto. Ese ha sido el núcleo de su argumento en Santander y el que puede leerse, en inglés, en su carta.

"Mi experiencia como ministro de Economía de un país que ha sido capaz de superar la crisis más grave de su historia moderna en un breve periodo de tiempo es sin duda un valioso activo adicional", asegura De Guindos en su carta de candidatura a la presidencia del Eurogrupo. Los ministros del euro pueden votar al nuevo presidente o bien en su reunión del próximo jueves 18 o bien en la cumbre de presidentes del 25.

El ministro destaca que la economía española era en 2012 la principal fuente de "riesgo e incertidumbre" de la zona euro, y las finanzas públicas, el sector financiero, el mercado laboral y el sector exterior sufrieron "graves problemas que llevaron a la economía al borde del colapso".

Sin embargo, subraya que actualmente, poco más de tres años después, el déficit se ha reducido a la mitad, se ha recuperado la competitividad perdida y los bancos están en una posición "sólida" para apoyar la recuperación del país.

"España está creciendo a un ritmo muy superior al de la media de la eurozona y está en marcha una sólida creación de empleo. Esto no hubiera sido posible sin la implementación determinada de una agenda de reformas de largo alcance y los esfuerzos de la población española", defiende.

Por otro lado, De Guindos remarca que el papel "clave" que juega el Eurogrupo exige una presidencia "con visión de futuro", capaz de consolidarlo como uno de los pilares de la política económica de la Unión Europea.

En su opinión, esto requiere una presidencia "fuerte" para cuando llegue el momento de completar la unión monetaria y económica, así como liderazgo político y experiencia en el euro, que no es "solo una moneda, sino, fundamentalmente, un proyecto político".

"Creo que puedo cumplir todos estos requisitos. En los últimos tres años y medio he participado activamente en las reuniones del Eurogrupo, convirtiéndome en su tercer miembro más veterano", remarca Guindos, quien añade que también asistió a estos encuentros a principios de los 2000 cuando era secretario de Estado de Economía (2002-2004).

Por otra parte, afirma que si logra la presidencia del Eurogrupo, tiene intención de trabajar de forma cercana con el resto de ministros de Finanzas, la Comisión Europeo (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) por el bien de los intereses de la eurozona, y asegura que prestará atención a las "diferentes visiones y sensibilidades" y dedicará toda su energía para alcanzar acuerdos que representen sus intereses comunes.

Entre sus prioridades como presidente del Eurogrupo, destaca el fortalecimiento de la coordinación política, el fomento de las reformas estructurales para impulsar el empleo y el crecimiento y la garantía de unas finanzas públicas sostenibles.

Asimismo, trabajara por completar tanto la Unión Bancaria como la Unión Monetaria y Económica, fortalecer el mercado interno y garantizar la estabilidad macroeconómica y financiera. Además, también dará prioridad a la mejora de la legitimidad democrática y a unos planes administrativos y organizativos adecuados.

"Trabajar de forma conjunta en estas prioridades nos permitirá superar los desafíos a los que nos enfrentamos en el corto plazo y, en el medio plazo, garantizar un marco institucional eficaz que aporte estabilidad económica y prosperidad a nuestros ciudadanos", resalta.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS