Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Técnicos externos de Telefónica llevan sus quejas al Parlamento Europeo

Unos 25 empleados, arropados por Podemos, denuncian su condición de "esclavitud"

El líder de Podemos, en una protesta de técnicos de Telefónica el 1 de mayo en Madrid. Ampliar foto
El líder de Podemos, en una protesta de técnicos de Telefónica el 1 de mayo en Madrid. EFE

Tras más de un mes declarados en huelga indefinida, unos 25 trabajadores de contratas y subcontratas de Telefónica han acudido este martes al Parlamento Europeo, en Bruselas, para denunciar la condición de "esclavitud" a la que están sometidos, según uno de los portavoces.

"A pesar de que tengo un contrato de cuatro horas diarias, trabajo de 12 a 14 horas de lunes a domingo por un salario que ronda los 500 euros al mes", ha declarado José Luís Amaro, uno de los trabajadores de la subcontrata que trabaja para la compañía telefónica. Este grupo, se ha desplazado en coche hasta la sede de las instituciones europeas arropados por los europarlamentarios de Podemos Miguel Urbán y Pablo Iglesias —ausente en el acto—, quienes han conseguido trasladar una pregunta escrita a la Comisión Europea en la que plantean si estas condiciones vulneran, o no, las normas comunitarias. 

El pasado 28 de marzo, estos técnicos se comenzaron a organizar vía WhatsApp y convocaron una huelga indefinida en protesta de la "precariedad" de su trabajo que, a nivel nacional, comenzó el 7 de abril.  "Hay unas 40.000 personas afectadas y 30.000 que secundan esta huelga", ha defendido Amaro.

Según expuso Leandro Magrani, otro afectado, "cuatro horas es muy insuficiente para todo el trabajo que hay que realizar para cumplir con las condiciones de nuestro trabajo y por eso alargamos más horas". Barrero, sin embargo, ha profundizado algo más y ha reconocido que esas ocho o nueve horas de más —de las cuatro que estipulan los contratos a las 12 que denuncian los trabajadores— "se las pagan [la contrata y subcontrata] en dinero negro".