HSBC aplica una “transformación radical” para evitar nuevos fraudes

“HSBC Private Bank acogió un cierto número de clientes que no estaban totalmente en regla con sus obligaciones fiscales”, reconoce el director de la filial suiza del banco

El informático Hervé Falciani, que destapó el fraude en HSBC, en 2013.
El informático Hervé Falciani, que destapó el fraude en HSBC, en 2013.AFP

El banco británico HSBC, el mayor de Europa, ha admitido que su filial suiza de banca privada abrió cuentas para evasores fiscales, después de que la investigación sobre los datos de la llamada lista Falciani, realizada por un grupo de reporteros de varios países (encabezado por el diario francés Le Monde y el británico The Guardian), revelara hoy que el banco desplegó, entre 2005 y 2007, todo un sistema con ramificaciones en varios paraísos fiscales para facilitar la evasión de impuestos de al menos 2.500 clientes.

Más información
La primera ‘lista Falciani’ sobre España
Hervé Falciani: “EE UU me avisó: Ve a España, tu vida corre peligro”
Un juez censura la amnistía de defraudadores de la ‘lista Falciani’
Las primeras condenas a evasores avalan los datos de la ‘lista Falciani’
Falciani robó los datos de la banca suiza tras ver actos “escandalosos”

Según las informaciones publicadas este lunes, por la rama suiza del HSBC habrían pasado 180.000 millones de dólares que habrían servido para el fraude fiscal, el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo internacional. En España los juzgados investigaron los nombres españoles de lista elaborada en 2010 por Hervé Falciani, un informático franco italiano de la sucursal ginebrina del HSBC. En la lista, que permitió a España recuperar al menos 260 millones de euros, había banqueros, empresarios y deportistas, tal y como publicó EL PAÍS en abril de 2013.

El director general de la filial, Franco Morra, afirma en un comunicado que el banco ha llevado a cabo una “transformación radical” para evitar que la institución sea utilizada para ejercer actividades de lavado de dinero y de fraude fiscal. “HSBC Private Bank acogió un cierto número de clientes que no estaban totalmente en regla con sus obligaciones fiscales”, admite el banco. “La cultura de aceptación y los estándares de buen comportamiento eran netamente más bajos que los de hoy”.

Según los documentos filtrados por Hervé Falciani, la rama suiza del banco ayudó a clientes a evadir impuestos y a ocultar millones de dólares en activos. Repartió a sus clientes fajos de dinero irrastreable en moneda de otros países y les aconsejó sobre cómo eludir a las autoridades fiscales.

El pasado de la banca suiza

“En el pasado”, defiende el banco en un comunicado, “la industria de la banca privada en Suiza operaba de una manera muy diferente de como lo hace hoy. Los bancos, incluidos HSBC, asumían que la responsabilidad de pagar impuestos recaía en los clientes individuales, en lugar de en las instituciones donde tenían cuentas. La banca privada suiza era utilizada típicamente por individuos ricos para manejar su fortuna de manera discreta. A pesar de que hay numerosas razones legítimas para tener una cuenta en Suiza, en algunos casos los individuos se aprovecharon del secreto bancario para tener cuentas no declaradas. Como consecuencia, bancos privados, incluida la rama suiza de HSBC, tuvieron un número de clientes que puede que no cumplieran con sus obligaciones fiscales”.

El banco asegura que han dado “pasos significativos en los últimos años para implementar reformas y excluir a los clientes que no cumplen los estrictos estándares del HSBC”. Su clientela de banca privada, sostiene el banco, se ha reducido un 70% desde entonces. A raíz de las filtraciones de Falciani, el HSBC se enfrenta a investigaciones judiciales por diversos delitos en Francia, Bélgica, Estados Unidos y Argentina, pero en Reino Unido no se ha llevado a cabo ninguna acción legal.

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS