Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica entra en el núcleo estable de accionistas de Indra

La operadora toma el 3% del capital de la tecnológica que ampliará hasta el 6% durante este año para sellar una alianza industrial

Javier Monzón, presidente de indra
Javier Monzón, presidente de indra Álvaro García

Telefónica quiere formar parte del núcleo estable de accionistas de Indra, junto a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y Corporación Financiera Alba. Para ello, la operadora se ha hecho con el 3% del capital de la tecnológica y tiene opciones sobre otro 3%, que ejecutará a lo largo del presente ejercicio, informaron en fuentes de la operación.

Con la entrada en Indra, la operadora presidida por César Alierta pretende llevar a cabo una gran alianza industrial con la compañía presidida por Javier Monzón en el área de tecnologías de la información, y en segmentos donde es puntera como la ciberseguridad, informaron en las mismas fuentes.

La adquisición se ha realizado mediante pequeñas compras en el mercado a lo largo de las últimas semanas. Aunque no se ha hecho público el importe, la operación no un gran desembolso (37,6 millones de euros si se toma el cierre de la cotización de la sesión de este miércoles). Las acciones de Indra han cerrado en la jornada del IBEX 35 con una caída del 1,27% hasta los 7,63 euros.

Aunque la operadora no ha informado oficialmente de la operación, la misma va en la línea de los planes de la SEPI de constituir un núcleo estable de accionista nacionales para protegerse de posibles ofertas de compra hostiles. A finales de 2014, el holding estatal ya señaló que no estaba interesado en vender su participación del 20,14% ante el posible interés de un fondo de inversión británico. La SEPI volvió al capital de Indra en 2013 al adquirir la participación que poseía la rescatada Bankia, por un precio total de 337 millones de euros, a razón de 10,19 euros por título.

Además del paquete de la sociedad pública, el otro accionista estable es Corporación Financiera Alba, que compró un 10% del capital en julio de 2009 a Unión Fenosa por 246 millones de euros, a un precio de 15 euros por acción, el doble de su cotización actual.

Indra obtuvo un beneficio neto de 78 millones de euros en los nueve primeros meses de 2014, con un aumento del 18% con respecto al mismo periodo al año anterior. En ese periodo, las ventas del grupo tecnológico alcanzaron los 2.086 millones de euros, un 2% menos respecto al mismo periodo del año anterior.