Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tecnológicas toman el mando

El sector domina la clasificación de las 50 firmas con mayor valor en Bolsa con Apple distanciándose como líder absoluto

Sede de Apple en Cupertino (California).
Sede de Apple en Cupertino (California). EFE

Han pasado casi 15 años desde el estallido de la burbuja tecnológica que llevó al índice bursátil Nasdaq a superar los 5.000 puntos. En el arranque de 2015, las empresas tecnológicas vuelven a tomar el mando. El Nasdaq tiene a tiro sus máximos históricos y la nueva economía es el sector más representado entre las 50 compañías con mayor capitalización bursátil al cierre de 2014. La lista está encabezada por tercer año consecutivo por Apple, pero esta vez tiene a su lado a otras 13 firmas tecnológicas y tres de telecomunicaciones. La tecnología vence a las finanzas y a la energía en el Olimpo empresarial.

El Zeus indiscutible de ese Olimpo es Apple. La firma fundada por Steve Jobs ni siquiera aparecía a finales de 2008 entre las 50 empresas con mayor valor en Bolsa. Con los éxitos del iPod, el iPhone y el iPad se ha instalado en lo más alto y se destaca de sus perseguidores. Por primera vez, la distancia entre la primera y la segunda empresa con mayor en Bolsa a cierre de un ejercicio es de más de 200.000 millones de euros. Dirigida por Tim Cook, el lanzamiento del iPhone 6 ha catapultado a Apple en Bolsa. En 2014, el valor de la empresa aumentó en 168.000 millones de euros, más de lo que vale Samsung.

Microsoft, muy fuerte en 2014, y Google escoltan a Apple en el podio tecnológico. La gran irrupción del año fue, sin embargo, Alibaba. La empresa china de comercio electrónico, Internet y medios de pago digitales se estrenó en Bolsa en septiembre del año pasado y ya es la 13ª compañía cotizada con mayor capitalización. Facebook, que entró en la lista en 2013 por primera vez escala 24 posiciones y ya es la vigésima de la clasificación.

Otras ocho compañías tecnológicas se sitúan entre las 50 más valiosas. Con ello, el sector adelanta al financiero por número de representantes. ¿Una nueva burbuja? Los analistas marcan diferencias muy notables entre lo que ocurrió a finales de los noventa del pasado siglo con lo que está sucediendo ahora en los mercados. Las grandes compañías tecnológicas cotizadas, como Apple, Microsoft, Google, Facebook, Oracle, IBM, Intel, Alibaba o Samsung tienen sólidos ingresos y beneficios. Es cierto que puede haber excesos de valoración en algunas empresas menos consolidadas, como Uber o SnapChat, pero no afectan al núcleo de las grandes empresas cotizadas del sector.

Estados Unidos tiene un dominio abrumador del poder empresarial

Frente al auge tecnológico, las petroleras son las grandes perdedoras de 2014. El precio del barril de crudo se redujo prácticamente a la mitad durante el año y arrastró a las cotizaciones de algunas compañías del sector, que ya solo sitúa a cuatro empresas entre las 50 más valiosas del mundo, frente a las ocho del año anterior. Pese a ello, Exxon mantiene el tipo y sigue como la segunda empresa por valor en Bolsa de todo el mundo, y Petrochina incluso avanza posiciones. Chevron y Royal Dutch-Shell, en cambio, caen en el escalafón.

La clasificación de las firmas cotizadas más valiosas del mundo es una radiografía del poder empresarial en el planeta. Junto al auge tecnológico, hay otro rasgo sobresaliente: el apabullante dominio de las grandes compañías estadounidenses. De las 50 empresas del mundo con mayor valor en Bolsa, 33 son estadounidenses. Son cinco más que un año antes y además acaparan las cinco posiciones más destacadas y ocho de las 10 primeras. Su dominio es más marcado si cabe entre las empresas tecnológicas.

Las empresas chinas recobran parte de la pujanza perdida, con nueve representantes, entre ellos Alibaba, que en su país queda solo por detrás de China Mobile, Petrochina y el banco ICBC. Rusia, en cambio, ha visto desaparecer de la lista las tres grandes compañías que cerraron 2013 entre las más valiosas. Las sanciones económicas, el desplome del rublo, la caída del precio del petróleo y la entrada del país en recesión han castigado a Gazprom, Rosneft y Sberbank como al resto de empresas rusas.

Ninguna compañía pertenece a una de las cuatro potencias de la zona euro

Mientras, la Unión Europea languidece, con solo tres firmas en la clasificación (Royal Dutch-Shell, Anheuser-Busch y HSBC), de las que las dos últimas solo son relativamente europeas. Suiza mantiene tres gigantes en la lista (Novartis, Nestlé y Roche) y Japón y Corea del Sur solo tienen a Toyota y Samsung, respectivamente. Ninguno de los colosos empresariales está en Latinoamérica. La primera multilatina de la lista es la mexicana América Móvil, el líder de las telecomunicaciones en Latinoamérica. La firma controlada por Carlos Slim se situó en el puesto 116º al cierre de 2014, claramente por delante de su rival en la región, la española Telefónica.

España sigue sin tener a ninguna empresa entre las 50 principales del mundo por valor en Bolsa. Telefónica llegó a ser la 32ª a cierre de 2008, pero con la crisis ha perdido más de 100 posiciones en seis años. El Santander también se coló entre los elegidos en el puesto 36º, pero el banco presidido por Ana Botín tiene que conformarse ahora con la posición 66ª. Entre los 100 primeros también está Inditex, pese a que pierde posiciones en el último año. Y entre las 500 firmas más valiosas del mundo se sitúan también BBVA, Iberdrola, CaixaBank, Repsol y Gas Natural. Se cae Endesa, tras repartir un dividendo récord que ha mermado su capitalización bursátil.

En realidad, ninguna de las cuatro grandes potencias de la zona euro (Alemania, Francia, Italia y España) tiene una sola empresa entre las 50 con mayor valor del mundo. La distancia entre el poder empresarial de Estados Unidos (o incluso el de China) frente al de la zona euro es abismal. Y la situación no tiene ninguna pinta de cambiar a corto o medio plazo.

Más información