Mauricio Cárdenas: “La caída del petróleo generará crecimiento menor”

El ministro de Hacienda de Colombia admite el impacto en la única economía grande de Latinoamérica que ha mantenido una alta expansión en 2014

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia.
Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia.efe

El ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, pasó por la reunión de la semana pasada del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Chile con el orgullo de dirigir la única economía grande de Latinoamérica que ha mantenido un alto crecimiento en 2014. Pero reconoció ante El País los desafíos que suponen la caída del precio del petróleo, que representa la mitad de las exportaciones del país, y el financiamiento de la paz en caso de que las negociaciones con la guerrilla lleguen a buen puerto.

Pregunta. ¿Cómo mantuvo el alto crecimiento?

Respuesta. Vamos a crecer 5% este año. Los precios del petróleo se mantuvieron altos la mayor parte del año. Pero la principal explicación es que actuamos preventivamente. En 2013 la economía empezó a tener una ligera desaceleración y el Gobierno actuó con estímulos.

Cárdenas prevé financiar la paz con cooperación internacional, deuda y esfuerzo fiscal

P. ¿No influyó el gasto por las elecciones presidenciales?

R. No, nuestra regla fiscal obliga a la reducción del déficit año tras año.

P. ¿Mantendrán el crecimiento pese al petróleo?

R. Nuestra política macroeconómica da flexibilidad para reaccionar y hay confianza de los hogares y las empresas, pero la caída del precio del petróleo va a generar un crecimiento un poco menor. Iniciamos 2014 con una proyección para 2015 de 4,8%. Seguramente vamos a revisarlo algunas décimas a la baja.

P. ¿Cómo contrarrestarán la caída del petróleo?

R. Estamos en medio de una reforma tributaria. Vamos a recaudar 1,5% del PIB por año en los próximos cuatro años. Un punto es renovación de impuestos que terminan. Medio punto son impuestos nuevos que ayudarán a compensar la menor renta petrolera. El impuesto existente es a las personas y afecta al patrimonio. En el caso de las empresas, reemplazamos un impuesto al patrimonio por una sobretasa a las utilidades.

P. ¿Colombia hará ajuste fiscal?

R. Si la caída de los precios del petróleo dura años, tendremos que hacer ajustes. Establecimos la semana pasada un ajuste generalizado en todo el Estado del 1% del PIB. Recortamos el presupuesto de 2014 sobre los gastos que al cerrar el año fiscal no se ejecutaron.

P. ¿Qué le preocupa de la economía colombiana?

R. En el plano internacional hay un elemento positivo y otro negativo. El negativo es la caída del precio del petróleo. El positivo, la recuperación de EE UU, nuestro principal socio comercial, al que le exportamos muchos productos manufacturados y agrícolas. Por el peso del petróleo en las exportaciones y las finanzas públicas, su efecto es de primer orden, y no será compensado plenamente por lo menos en el corto plazo por la recuperación de EE UU. Siempre habrá incertidumbre por un aumento de las tasas de interés de EE UU. Si es abrupto, puede generar flujos de capital. Nos podemos proteger con el buen nivel de reservas internacionales y la línea contingente con el FMI.

P. ¿Y factores internos?

R. Son todos positivos. Tenemos la expectativa del cierre de las negociaciones de paz.

P. ¿Cómo se financiará la reintegración de los guerrilleros y el regreso del Estado a zonas en conflicto?

R. Buscaremos todas las fuentes posibles: esfuerzos fiscales propios; cooperación internacional, por eso el presidente acaba de hacer una gira por Europa; y deuda. Vamos a requerir inversiones durante cinco o diez años, pero tendrán un enorme dividendo en términos de crecimiento.

P. ¿La regla fiscal no es un corsé?

R. Sí, pero tiene cláusulas de escape. Si los precios de los productos básicos caen, el gasto no se tiene que ajustar inmediatamente en la misma proporción. Si la economía entra en recesión, puede hacerse ajuste anticíclico. Hay cláusulas excepcionales que se podrían aplicar en condiciones extraordinarias como el final de un conflicto armado.

P. ¿Podrían recaudar más impuestos que el 16% del PIB, frente al 34% en países ricos?

R. Sí, pero llegaremos al tope de las tarifas en la tributación de las empresas, al 37%. Tenemos que ampliar la base, pensar en las personas y el IVA.

P. El desempleo se redujo (9%), pero es el segundo más alto de Latinoamérica.

R. Estamos poniendo mucho foco en la construcción, alta generadora de empleo, con programas de infraestructura, asociaciones público-privadas, sin impacto fiscal, y con subsidios a la compra de vivienda.

P. ¿Cómo seguir bajando la pobreza (32%)?

R. De dos maneras: con empleo, y eso lo logramos si crecemos al 4% o 5%, e intervenciones sociales bien focalizadas.

P. Colombia es el segundo país más desigual de Latinoamérica. ¿No teme protestas como las de Chile?

R. Efectivamente en Colombia hubo protestas agrarias e implicaron un aumento considerable en los presupuestos del sector.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS