Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuánto cuesta hacerse una casa

A veces crear una vivienda a nuestra medida permite evitarse más gastos a largo plazo

No todos tienen la opción de una vivienda a medida.
No todos tienen la opción de una vivienda a medida.

En España hay un total de 25.441.306 viviendas según los datos que maneja el Ministerio de Fomento y aun así hay quien puede decidir construirse su propio hogar. Huir de aquellas viviendas diseñadas con gustos de otros y construir la casa que mejor se adapte a la perfección a las necesidades y preferencias de uno.

Esta alternativa es una más entre las tantas que hay en lo que a vivienda se refiere. Según los datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), en 2013 de las 33.869 viviendas de obra nueva que se construyeron, el 59% fue en régimen de autopromoción. Quizá conlleva más quebraderos de cabeza y más asesoramiento, pero la autopromoción es una opción tan válida como otra cualquiera. Pero en el momento de pensar en esta opción como la forma de tener acceso a la vivienda, hay que analizar muy bien los costes reales de esta operación, al fin de al cabo se están asumiendo las funciones de un promotor inmobiliario, lo que no es tarea fácil.

Una gran inversión

Al igual que adquirir una vivienda con una promotora, la autopromoción es una gran inversión. Por ello, cobra una importancia casi vital realizar un muy escrupuloso, exacto y meditado presupuesto. ¿Qué costes tiene construirse una vivienda?

  • Terreno. Si se cuenta ya con el terreno, mejor que mejor, pero en caso de que haya que adquirirlo, hay que saber que para este paso es posible que haya que destinar casi la mitad del presupuesto -40% o 50%-. En España y según los datos del Ministerio de Fomento correspondientes al segundo trimestre de 2014, el precio medio del metro cuadrado de suelo urbano está en los 146,4 euros, siendo el País Vasco donde más caro está el metro cuadrado de suelo urbano –266 euros–, seguido de Baleares –255,7 euros– y de Madrid –224 euros–. Hay que asegurarse de la posibilidad de construcción en el solar tanto en superficie como en alturas, así como si tiene cargas. Además a la compra del solar hay que sumarle otros costes como los honorarios de notario y registrador e impuestos –Transmisiones Patrimoniales, IVA, y Actos Jurídicos Documentados–.
  • Construcción. Es la segunda partida que más porcentaje del presupuesto se lleva, en torno a un 40%. La construcción de la vivienda como tal requiere de muchos pasos como por ejemplo estudios topográficos, elaboración del proyecto por parte de un arquitecto, obtener licencia de obras, suministro de servicios provisionales, y ejecución de la obra. Todo ello conlleva gastos que hay que tener muy en cuenta y a los que hay que sumar el IVA en muchos de ellos ya que se aplican a los honorarios de los profesionales como arquitectos, aparejadores… Además, la elección de materiales y acabados hará aumentar más o menos el presupuesto, generalmente lo aumenta ya que se buscan unas mejores calidades.
  • Licencias y otros gastos. Además de obtener la licencia de obra que hay que solicitar previamente a la construcción y cuyo coste varía dependiendo los tipos impositivos que estipula cada ayuntamiento, una vez terminada la obra hay que solicitar la licencia de primera ocupación, así como solicitar la cédula de habitabilidad –para comprobar que la construcción cumple con la habitabilidad requerida para una vivienda–. Otro coste a tener en cuenta una vez finalizada la construcción es la realización de escrituras de obra nueva y por lo tanto pasar por el Registro de la Propiedad dicha escritura –a lo que hay que sumar gastos en notario y registrador–.

La autopromoción es entendida como una alternativa al acceso a la vivienda, aunque hay que tener en cuenta que en caso de no contar ya con la financiación para ello, las entidades tienen una escasa oferta para este tipo de viviendas, siendo mayoritarias las hipotecas para viviendas ya construidas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información