Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luxemburgo confirma la multa a Repsol por el cartel de la parafina

El Tribunal de la UE desestima el recurso y ratifica la sanción de 19,8 millones de euros

Gasolinera de Repsol en el paseo del Prado (Madrid).
Gasolinera de Repsol en el paseo del Prado (Madrid).

El Tribunal General de la Unión Europea (TJUE) ha desestimado este viernes el recurso de Repsol y ha confirmado la multa de 19,8 millones de euros que le impuso la Comisión en 2008 por participar en un cártel para pactar los precios y repartirse el mercado de la cera de parafina.

Repsol acudió al Tribunal General para solicitar la anulación de la decisión de la Comisión y la reducción de la multa. Alegaba, entre otras cuestiones, errores de derecho y de apreciación de los hechos respecto a la imputabilidad a Repsol Petróleo y a Repsol YPF de la infracción cometida por su filial Rylesa. También adujo la vulneración del derecho de defensa y la violación del principio de igualdad de trato, así como incumplimiento de la obligación de motivación.

En su sentencia de este viernes, el Tribunal General señala que "la Comisión estaba autorizada, en virtud de las normas de la UE en materia de competencia, a imputar la responsabilidad por la infracción cometida por Rylesa a Repsol Petróleo y a Repsol YPF".

El fallo considera que Bruselas "no incumplió la obligación de motivación ni violó los principios de protección de la confianza legítima y de igualdad de trato. Tampoco vulneró el derecho de defensa de las empresas". "La apreciación de la Comisión acerca de la participación de Repsol en acuerdos y/o prácticas concertadas de reparto de mercados y de clientes se basa en un conjunto de pruebas suficiente", apunta el Tribunal.

La multa total que impuso la Comisión a las empresas participantes en el cartel de la parafina ascendió a 676 millones de euros. Entre las compañías sancionadas se encontraba también Total, ENI y ExxonMobil. Shell, que también participó en el acuerdo ilegal, se libró de sanciones por ser la empresa que delató su existencia ante Bruselas.