Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Marín podrá prejubilarse con 800.000 euros anuales

El ex consejero delegado del Santander, con 48 años, podría cobrar 14 millones antes de jubilarse. Ha trabajado 23 años en la entidad

Javier Marín (Madrid, 1966), relevado como consejero delegado del Banco Santander por José Antonio Álvarez, aún no ha decidido su futuro. En el comunicado del Santander no se le atribuye ninguna responsabilidad futura en la entidad, lo que hace presuponer que la elija la prejubilación. Según fuentes del banco, si optara por la prejubilación, a la que tienen derecho todos los consejeros delegados, cobraría lo estipulado como director general, cargo que también ocupó, por lo que le corresponden unos 800.000 euros anuales. El cobro de esta cantidad le impide trabajar en la banca. Como Marín tiene 48 años, podría estar cobrando entre 17 o 19 años, lo que supone unos 14 millones. Además, Marín tiene una pensión acumulada de cuatro millones acumulados durante los 23 años que lleva trabajando en el grupo. 

Javier Marín ha desarrollado su carrera profesional en el Santander, al que se incorporó en 1991. Dentro de la entidad ha estado en la Asesoría Jurídica hasta 1995, posteriormente se incorporó a la Secretaría Técnica de Emilio Botín, donde permaneció hasta 1999, año en el que fue nombrado director general del Santander de Negocios, y en 2001 pasó ser consejero delegado de Banif y director general de Banca Privada Global. Bajo su mandato, la entidad vivió los escándalos por la inversión en Lehman Brothers, en los activos de Madoff y en el Fondo Inmobiliario del Santander, que se dejó atrapados a cientos de inversores. En abril de 2013 fue nombrado consejero delegado en sustitución de Alfredo Sáenz, imputado por el Tribunal Supremo. 

La Memoria del banco indica que desde 2013 los compromisos por pensiones existentes se calculan como el 80% de la suma de la retribución anual fija y el 30% de la media aritmética del importe bruto de las tres últimas retribuciones variables. Asimismo, la base pensionable en relación con el régimen de fallecimiento e invalidez permanente previstos en su contrato de alto directivo pasa a ser el 100% de la retribución anual fija. En su contrato de alta dirección, que se encuentra suspendido, la aportación anual es del 55% de su retribución fija y la base pensionable para los casos de fallecimiento e invalidez es del 80% de su retribución fija.

En 2013 Marín cobró 4,3 millones, dos millones como retribución fija y el resto variable según la consecución de los objetivos señalados.

Más información