La economía estadounidense se ralentiza menos de lo previsto

La mayor economía del mundo creció a una tasa anualizada del 3,5%

Estados Unidos moderó el crecimiento de su producto interior bruto en el tercer trimestre a una tasa anualizada del 3,5%, frente al 4,6% del segundo. Es un ritmo de expansión que en cualquier caso se considera sólido y que se acerca más al potencial de la mayor economía del mundo. El dato se publica a cinco días de las elecciones a medio mandato para renovar el Congreso.

El arranque de 2014 fue muy errático, con una tasa media de crecimiento en los primeros seis meses del año de solo el 1,25%. Eso se debió a que el fuerte crecimiento del segundo trimestre se vio precedido por una contracción del 2,1%, que se atribuyó al impacto de un invierno más severo de lo normal. En el tercer trimestre hizo de motor del gasto público y las exportaciones.

El indicador está sujeto aún a dos revisiones. Wall Street contaba con esta moderación. La proyección era de un crecimiento del 3,1% entre julio y septiembre, que se considera saludable y el ritmo más alto desde el tercer trimestre de 2013, justo antes del frenazo. Del lado del consumo, que aporta dos tercios al crecimiento, se moderó al 1,8% frente al 2,5% del segundo trimestre.

En cuanto al gasto de los negocios, el incremento fue de solo el 5,5% cuando en el trimestre precedente fue del 9,7%. También explica esta moderación que la inversión en el sector inmobiliario bajara del 8,8% al 1,8%. Del lado de la balanza comercial, las exportaciones crecieron un 7,8% mientras que las importaciones cayeron un 1,3%. El gasto público creció un 10%, el mayor incremento en cinco años.

El dato de crecimiento se conoce un día después de que la Reserva Federal diera por desmantelado el masivo programa de compra de deuda que activó hace dos años. Ahora entra en una fase de espera que podría durar medio año y que utilizará para preparar al mercado ante el primer alza de tipos de interés en EE UU desde junio de 2006, cuando los dejó en el 5,25%.

Aunque deje de imprimir dinero para dar liquidez a la economía, la Fed seguirá apoyando con el precio del dinero al 0%. En paralelo, tratará de mantener estable el volumen de activos que tiene en su balance, reinvirtiendo el principal de la deuda que va madurando. Pero al abandonar el programa, la Fed vuelve a guiar la economía con la perspectiva de tipos.

Lo que está por ver es si el sólido ritmo de crecimiento del segundo y el tercer trimestre se mantiene en la recta final de año. El banco central de EE UU, de hecho, se da margen de maniobra para adaptar su estrategia si los datos no van en la dirección que espera. La reciente apreciación del dólar podría afectar al rendimiento de su economía en un escenario de debilitamiento global.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS