Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El G-20 presiona para que crezca la inversión en infraestructuras

Los ministros de Finanzas de estos países apuestan por la alianza público-privada en proyectos

Las empresas constructoras tienen buenas perspectivas de contratos si el mensaje oficial de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) que termina este fin de semana en Washington surte efecto. El G-20 se sumó ayer al llamamiento que el FMI ha hecho para redoblar las inversiones en infraestructuras con el fin de ayudar a la reactivación global. La reunión de los ministros de Finanzas de los países más industrializados y los gobernadores de los bancos centrales abordó esta cuestión en su encuentro y analizó un paquete de iniciativas globales a varios años vista para “incrementar la calidad y la calidad de las infraestructuras a lo largo del G-20 y más allá”.

No obstante, si el Fondo defendió tanto a inversión pública a solas, como en alianza con el sector privado, para impulsar las infraestructuras, el G-20 ha apostado sobre todo la participación público-privada en los proyectos. El secretario del Tesoro de Australia, Joe Hockey, presidente de turno del G-20, señaló que las infraestructuras son “clave” en su plan para acelerar el crecimiento, ya que el plan es añadir 1,8 puntos porcentuales de PIB en un plazo de cinco años. Pero Hockey apuntó: “Vamos a tener que tener PPP”, en referencia a esa participación público-privada.

El mensaje para reforzar las inversiones en infraestructuras va dirigido a “países que lo necesiten”, en palabras que usó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, pero también sencillamente a aquellos con unas cuentas públicas que lo permitan. Alemania ha sido aludida incluso explícitamente estos días en Washington, pero Berlín se resiste a aumentar su deuda pública.

“Algunas economías clave se están recuperando, otras encaran nuevas debilidades”, afirmó Hockey. Aun así, recalcó: “Seguimos optimistas sobre las perspectivas, nuestro optimismo debería proceder de nuestra determinación a actuar rápidamente para afrontar los restos pendientes”.