Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI cree que la moderación salarial debe continuar en España

El departamento europeo del Fondo contradice las ideas de la OCDE y la OIT

El presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim (a la derecha) y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde
El presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim (a la derecha) y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde EFE

Los sueldos llevan devaluándose en España en términos reales, es decir, incorporando el aumento de los precios en el cálculo, desde el principio de la crisis y en términos nominales desde al menos 2012. Pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que la moderación debe proseguir, un mensaje que contradice a los transmitidos recientemente por la Organización de Cooperación y Desarrollo (OCDE) y por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que han defendido ya las primeras subidas para mejorar el consumo.

Sobre el papel —las toneladas de papel que estos días se mueven por Washington—el Fondo ha dado un empujón a España: ha vuelto a aumentar sus perspectivas de crecimiento, una excepción en la zona euro, y ha dejado la presión sobre las reformas. Ese 1,7% de incremento de PIB que calcula para 2015 está a la cabeza de las grandes economías del euro. Pero luego, pregunta a pregunta, los técnicos del Fondo no echan las campanas al vuelo y advierten de los peligros que genera una zona euro estancada.

El subdirector del departamento europeo del FMI, Phil Gorsen, explicó este viernes en rueda de prensa que España ha llevado a cabo muchas reformas y alcanzado metas “brillantes”, pero todavía afronta un “crisis de desempleo” y, por tanto, recalcó que “la moderación salarial debe continuar”.

Hace unas semanas, el informe de la OIT para España señalaba que “no hay motivos que justifiquen nuevas reducciones en los ingresos laborales”. Por su parte, la OCDE advirtió de las penurias para los hogares por la caída de ingresos, ya que las reducciones salariales durante la crisis han sido de alrededor de un 2% anual. La recuperación española puede verse comprometida por el parón de la zona euro, que en el segundo trimestre del año registró un crecimiento cero. Y para evitar. El esfuerzo reformista y la moderación salarial, según el Fondo, ha facilitado esta reactivación en España, y ambos factores son también “las garantías” de que se eviten una nueva recesión. Y es que el FMI advierte de que las posibilidades de una recaída son del 40%. El director del departamento europeo, Poul Thomsen, insistió aun así en que la eurozona “ha girado la esquina”, una expresión que la institución lleva repitiendo en el sentido de que se ha pasado página o se ha salido del bache, desde hace más de un año cada vez con menos fe, a juzgar por sus alertas y sus continuas revisiones de crecimiento.

Si bien el economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, rebajó el tono sobre las reformas y puso el acento en la inversión pública en la rueda de prensa con la que arrancaron estas jornadas, Thomsen sí defendió la necesidad general de seguir con las reformas estructurales.

Más información