IMPUESTOS

La reforma fiscal tendrá un impacto neutro en el 30% de los contribuyentes

Funcas calcula que el nuevo IRPF supondrá un recorte neto en la recaudación de 1.416 millones Hacienda asegura que las estimaciones de la fundación "están alejadas de la realidad"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.Fernando Alvarado / EFE

El Gobierno aseguró que con su reforma fiscal el principal impuesto, el que grava la renta de las personas físicas (IRPF), bajaría para todo el mundo, pero los cálculos presentados hoy por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), uno de los departamentos de análisis más relevantes en España, procedentes de su simulador, plantean que los cambios legislativos aprobados sí tienen algunos perdedores y un grupo formado por más de cinco millones de personas —aproximadamente un tercio de todos los contribuyentes— para los que apenas cambiará nada el año que viene.

Más información

Estos cálculos, que se basan en las rentas del trabajo y del ahorro agregadas, reflejan que el nuevo IRPF tendrá en 2015, con respecto al año anterior, un efecto neutral para 5,7 millones de contribuyentes, lo que representa el 29,8% del total, aunque beneficiará a más de la mitad de las personas que hacen la declaración: para 12,9 millones, el 67% del total, supondrá una ganancia media de 435 euros en el año. El colectivo de perdedores con la reforma incluye a 613.000 contribuyentes, el 3,2%, que perderán una media de 310 euros, según Funcas, que está dirigida desde 2011 por Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda con Zapatero. La eliminación de la deducción de 1.500 euros en los dividendos y la reducción en la deducción por aportaciones a planes de pensiones lo explican.

La fundación de las cajas, que creó el simulador en 2009, basa los cálculos en una muestra de un 950.000 declaraciones reales —aunque anónimas— presentadas ante la Agencia Tributaria. Las tablas elaboradas a raíz del simulador distribuyen los tramos de rentas por deciles, es decir, por una decena grupos que representan a un 10% de los contribuyentes cada uno, de manera que el decil más baja representa al 10% de los españoles que declaran una rentas de hasta 6.942 euros y el decil más alto acoge a las rentas mayores de los 42.521.

Un estímulo económico de 1.737 millones el año que viene

A. MARS

Las rebajas del IRPF tendrá un impacto en la recaudación de 2015 de 5.441 millones de euros y de 2.933, lo que eleva el total a 8.373 millones en dos años, una cifra bruta similar a la hecha pública por el Gobierno cuando presentó la reforma, que estimó 9.000 millones. De esos 5.441 millones de merma que calcula Funcas, el 89% corresponde al cambio de tarifas del IRPF. Asimismo, son las rentas de más de 42.521 euros las que absorben la mayor porción del recorte tributario (el 27,21%), lo que resulta lógico ya que en cifras absolutas su ahorro en el IRPF es mayor porque cobran más.

Ese descenso de recaudación en 2015 se verá compensado por la animación de la actividad que debería tener el recorte de impuestos, el llamado efecto de la curva Laffer, en referencia al economista que teorizó cómo a partir de un cierto punto de subidas fiscales acaban por mermar los ingresos al frenar la actividad y, al revés, una baja tributaria puede ayudar a engordar los tributos al estimular la economía. En concreto, Funcas valora este efecto positivo en unos los 1.737 millones, con lo que el impacto sería una pérdida de 3.704 millones. Después, el montante final también se vería compensado, por un impulso en los impuestos al consumo (249 millones) y por la mayor recaudación debida a la mejora del ciclo económico (2.039 millones), lo que deja la merma de los ingresos en 1.416 millones.

Los que menos rentas obtienen, de entre cero y 9.740 euros, contienen el mayor número de contribuyentes para los que la reforma tendrá un efecto neutro: de todos aquellos a los que no les afecta ni para bien ni para mal la reforma en 2015, el 63% figura en este grupo, donde la mayoría ya no pagaban impuesto sobre la renta antes de la reforma.

Por otra parte, el 40% de los perdedores con la reforma se concentra en el grupo de contribuyentes con rentas de a partir de 31.936 euros, que son el 20% del total. El presidente del Gobierno Mariano Rajoy, fue preguntado precisamente por estos cálculos hoy durante su visita oficial a Panamá y replicó a Funcas que la reforma del IRPF supondrá una rebaja del impuesto “para el 100%”, obviando la evidencia de que no hay rebaja para quienes ya no pagaban IRPF. Luego matizó un poco más: “No hay ni un solo español que vaya a pagar lo mismo o más impuestos”, enfatizó, omitiendo el castigo fiscal a las indemnizaciones por despido o el recorte de otras deducciones (alquiler de vivienda, aportaciones para pensiones, exención por dividendos). Rajoy explicó que aquellos que ganan menos de 12.000 euros al año no tendrán que pagar nada por este impuesto. “Y así hasta los que ganan más, que la rebaja es menor, aun siendo sustancial”, reiteró.

Sin embargo, el simulador de Funcas, construido a partir de declaraciones reales, también percibe a unos 500 contribuyentes de rentas muy bajas, de hasta 6.942 euros, que quedarían como perdedores de la reforma. El hecho de que estos cálculos agreguen las rentas del trabajo y las del ahorro dificulta dibujar un perfil concreto de contribuyente que pagará más en 2015. “Entre los que aparecen como perdedores se encuentran peculiaridades vinculadas al ahorro, los que aportaban por encima del [nuevo] máximo [a fondos de pensiones], o también los que en 2014 tenían minusvalías a menos de un año que antes tenía un tipo marginal y que ahora lo hacen al tipo del ahorro, entre otros”, explicó José Félix Sanz, el director de Estudios Tributarios de Funcas. No obstante, Sanz recalcó que el saldo de los cálculos es positivo, es decir, que “lo que pierden los perdedores es menos que lo que ganan los ganadores”.

En global, el tipo medio efectivo —después de todas las deducciones— pasará con la reforma del 14,7% al 13,5% y el marginal —el tipo más elevado, referente al tramo de renta más elevada— pasará del 32,7% al 31,6%, pero no todos se benefician: los que tengan bases liquidables de entre 20.000 y 34.000 euros verán ligeramente incrementado su tipo marginal (un punto porcentual), mientras que las bases liquidables de más de 120.000 euros tendrán una rebaja mayor (de dos a cinco puntos porcentuales).

La repercusión neta en los ingresos del IRPF sumará una reducción de 1.416 millones en 2015, tras estimar los efectos de las rebajas del IRPF, la subida de otros tributos y la mejora de la actividad económica.

Hacienda rechaza los cálculos

Fuentes del Ministerio de Hacienda señalaron que los datos de Funcas “son solo meras estimaciones y están alejadas de la realidad” y criticaron que en la comunicación “no aparezca la metodología utilizada ni la base de datos que se ha utilizado”.

"La rebaja media total de las dos etapas es la anunciada del 12,5%. Estos cálculos se han realizado por microsimulación sobre datos reales de 2012 que han evaluado el impacto de esta y otras reformas fiscales", explicaron dichas fuentes a través de una nota.

Hacienda cuestiona además que se establezca quiénes son los ganadores y perdedores de la reforma en base a la escalas del tipo marginal "cuando es de sobra conocido que el análisis debe referirse a todos los tipos de la escala y no solo al marginal". "Dicha bajada beneficia a todos los contribuyentes que tributan por la escala general. El tipo marginal mínimo que afecta a TODOS ha bajado del 24% del 2011 al 20% en 2015 y 19% en 2016", recalcan.

El Gobierno apunta que en un estudio anterior sobre otras reformas Funcas usó una base de datos fiscales de 2002 y que, si se en esta ocasión se basan en la misma, "el estudio de impacto tiene carencias puesto que no refleja la realidad de los declarantes afectados por la reforma".

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50