Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda bajará el tipo máximo del impuesto de sociedades

El ministro anuncia que prolongará la devaluación fiscal con una rebaja del impuesto a la renta

Avanza que profundizará en las ayudas fiscales a las familias

Cristóbal Montoro entre Rafael Miranda y Carlos Mas.

El Gobierno ha levantado el telón de las bajadas de impuestos. Durante meses la representación de la obra dejó sobre el escenario multitud de recortes y la mayor subida tributaria en democracia —el Ejecutivo ha encadenado más de medio centenar de subidas que afectan a todos los impuestos, IRPF sociedades, IVA...—.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se convirtió este lunes en protagonista del primer entreacto al avanzar de forma confusa mejoras en la fiscalidad a las madres trabajadoras y, en general, a las familias. Durante su primera intervención en un acto organizado por la asociación para el progreso de la dirección (APD) y PwC, el ministro aseguró: “No renuncio a hacer un impuesto nuevo, diferente. Un impuesto negativo sobre la renta, como ya hicimos en su momento para el caso de la mujer. Somos el único país que lo hizo y ahora estamos en condiciones de volver a intentar introducir elementos muy significativos en el sistema tributario”. El ministro no aportó más detalles sobre el alcance de la medida que, por otra parte, ya existe. Las trabajadoras que tienen un hijo de menos de tres años disfrutan de una deducción de 100 euros al mes en el IRPF. Aquellas con rentas más bajas les sale una declaración de la renta negativa sin tener que devolverla.

El ministro se vio obligado a explicarse ya que la iniciativa que había avanzado se interpretó como nueva cuando en realidad está en vigor: “Ya existe esto, el anuncio que he hecho no es tal, lo siento, no he triunfado otra vez. No tengo remedio, qué le voy a hacer. Estamos para lo que estamos, no para hacer anuncios, sino para hacer política”, aseguró ante una nutrida representación de directivos de empresas, abogados y economistas. Fuentes de Hacienda explicaron posteriormente que el Gobierno mejorará la tributación de las familias y, por tanto, de las madres trabajadoras pero también de los contribuyentes con mayores o dependientes a su cargo. No precisaron, sin embargo, si se hará mejorando estas deducciones o a través de un aumento del mínimo personal del IRPF.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también se sumó al anuncio de bajadas de impuestos. Sostuvo que buscará que el tipo nominal del impuesto de sociedades converja con el real con el objetivo de ir acercándolo a la media europea. Montoro tampoco fue más concreto aunque precisó que pretende que los “tipos nominales sean más realistas y beneficiosos para la competitividad”.

Las empresas pagan actualmente un tipo del 30% sobre sus beneficios y la media comunitaria está en torno al 25%. El comité de expertos de la reforma tributaria, liderado por Manuel Lagares, propuso rebajar este tributo en dos fases hasta el 20% cuando la situación económica lo permita. Para reducir el tipo nominal, el Gobierno tendrá que eliminar alguna deducción para evitar que se desplome la recaudación por este impuesto. Ningún miembro del Gobierno avanzó que beneficio fiscal se suprimirá. Montoro tampoco aclaró cuando entrará en vigor la bajada en sociedades aunque advirtió que la reforma fiscal que prepara “es un programa que no se acaba en 2015” y por tanto “llevará su tiempo”.

Lo que sí precisó el ministro de Hacienda es que mantendrá la deducción por investigación y desarrollo (I+D+i). Las grandes empresas tecnológicas del país estaban preocupadas porque los expertos recomendaron que se suprimiera para compensar la rebaja de impuestos.

El Gobierno está embarcado en una ola de euforia tratando de vender la recuperación. Pone la lupa en cada dato positivo que encuentra. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, anunció que la recaudación creció durante el primer trimestre del año más de un 5%. “¿Alguien tiene una explicación científica para explicar este aumento de la recaudación? Pues No”, dijo Montoro que explicó que esta situación, si se consolida, les permitirá una reforma fiscal “más ambiciosa”. Y agregó: “Queremos un programa de reducción de impuestos que vaya más allá de lo que había en 2010”, incidió. En ese punto, recordó otro de las bajadas de impuestos ya anunciadas al asegurar que reducirá el IRPF para todos los contribuyentes. Ferre agregó que esta reducción en el impuesto sobre la renta será más acentuada para rentas bajas y medias.

El secretario de Estado de Hacienda sugirió, además,que el aumento del IRPF aprobado por el Gobierno del PP nada más llegar al poder en 2011 no desaparecerá por completo para las rentas más altas. "Quien más se va a beneficiar —de los cambios que provocará la reforma— van a ser las rentas medias y bajas", ha dicho Ferre.

Devolver poder adquisitivo

"Hay que devolver a las rentas medias y bajas el mayor poder adquisitivo posible por razones de equidad y por razones de eficiencia, porque estas capas son los de mayor propensión al consumo", ha argumentado el secretario de Estado antes de defender la necesidad de "estimular la demanda interna y el consumo interno".

Ferre también ha descartado subidas o reclasificaciones en el IVA de productos alimentarios no básicos. "Se está vendiendo más y si se mantiene la tendencia, el Gobierno podrá ser más ambicioso en la reforma", ha insistido, en línea con lo que ya declaró el pasado viernes. A este respecto, el secretario de Estado ha revelado este lunes que los ingresos fiscales están creciendo a un ritmo superior al 5% en el primer trimestre, con lo que en marzo se mantiene el ritmo al alza en la recaudación de los dos primeros meses del año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información