Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixabank se alía con Esther Koplowitz para entrar en FCC

La entidad financiera compra la participación de la familia Aguinaga en la constructora

La empresaria Esther Koplowitz.
La empresaria Esther Koplowitz.

Caixabank ha entrado en FCC con la compra del 5,01% que la familia Aguinaga tenía en B-1998, la sociedad controlada por Esther Koplowitz que posee un 50,02% del capital del grupo de la construcción, según anunciaron este viernes los implicados en la operación, sin concretar el precio de compra de las acciones.

Esta participación le otorga a la entidad financiera, de forma indirecta, un 2,5% del capital de FCC, porcentaje que en la actualidad tiene un valor de mercado de 52,35 millones de euros. La familia Aguinaga desembarcó en B-1998 en julio de 2004 a través de la sociedad Eurocis. La venta se produce dos años antes de lo pactado con la empresaria en mayo de 2011, cuando ampliaron el plazo de su alianza hasta 2016.

El cambio en el accionariado se anuncia días después de que FCC haya logrado cerrar con los bancos la refinanciación de unos 4.600 millones de deuda con el objetivo de despejar el horizonte financiero de la compañía para los próximos años. El informe anual de FCC, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, da algunos detalles adicionales sobre la refinanciación de deuda a cuatro años por importe de 4.512,4 millones de euros en dos tramos: un préstamo de 3.162 millones y un tramo de deuda convertible en capital de 1.350 millones. FCC espera que la refinanciación haya entrado en vigor antes del 30 de junio próximo.

Mientras tanto, FCC comenzó a ejecutar este viernes las obras del metro de Riad, un proyecto que se adjudicó el pasado año a través de un consorcio y que dará trabajo a más de 15.000 personas de quince nacionalidades distintas. En Panamá, la empresa inaugura este sábado la primera línea del metro de la capital,  proyecto que se adjudicó en 2010 y que se pone en marcha en el plazo establecido, tras 38 meses de construcción y pruebas, y una inversión de unos 1.000 millones de euros.