EE UU mantiene un modesto ritmo de creación de empleo en marzo

La tasa de paro se queda también sin cambios en el 6,7% pese a la llegada del buen tiempo

Un hombre en una oficina de empleo en Estados Unidos.
Un hombre en una oficina de empleo en Estados Unidos.EFE

La economía de Estados Unidos generó 192.000 empleos en marzo, un ritmo ligeramente inferior al de febrero, que ahora queda en 197.000 ocupados. El dato se esperaba con especial interés en Wall Street para poder entender si la debilidad de los tres meses previos se debió a algo más que las fuertes nevadas. La contratación en avalancha que algunos anticiparon no se materializó con la llegada del buen tiempo y la tasa de desempleo se mantuvo en el 6,7%.

Los economistas esperaban 200.000 nuevos ocupados, un balance muy similar al visto antes del invierno, y que la tasa de paro bajara una décima. La severidad del pasado invierno fue utilizada como argumento para justificar los pobres datos de diciembre, enero y febrero del lado del consumo y la vivienda. O al menos dificultó la capacidad para poder valorar la marcha real de la recuperación en EE UU. Por tanto, las cosas siguen de momento como estaban.

El indicador de marzo está sujeto a dos revisiones, con lo que podría ser ajustado al alza. El dato que se publicó hace un mes para febrero ofreció 175.000 empleos. El de enero queda en 144.000 frente a 129.000 empleos. Pero estos ajustes son insuficientes, porque se necesita crear más de 250.000 empleos al mes para reducir el paro de una forma sostenida, sobre todo cuando se tiene una tasa de participación del 63,2%. Es dos décimas más alta, pero está al nivel de hace tres décadas.

El dato de marzo revela que cerca de medio millón de personas volvió al mercado laboral buscando un trabajo, porque piensan que hay más empleos disponibles. Eso explica que la tasa de paro se mantenga estable. Pero si se tienen en cuenta los 2,2 millones de personas que siguen apartadas del mercado laboral, la población subempleada es del 12,7%. A estos hay que sumar los 7,4 millones que se ven forzados a trabajar a tiempo parcial.

La evolución del mercado laboral es determinante para la estrategia monetaria en EE UU. La próxima reunión de la Reserva Federal se celebra los próximos 29 y 30 de abril. Lo esperado es que proceda a un nuevo recorte en la compra de deuda pública e hipotecaria, que ahora ronda los 55.000 millones de dólares mensuales. La idea es tener completamente desmantelado el mecanismo para otoño de este año, pero no se espera un alza de tipos hasta mediados de 2015.

Esta misma semana, la presidenta Janet Yellen dijo que el mercado laboral sigue demasiado débil en EE UU y con ese argumento anticipó que el apoyo "extraordinario" que el banco central da a la economía seguirá ahí durante mucho tiempo. Le preocupa especialmente el paro de larga duración. Trató así, además, de despejar las dudas que un comentario suyo generó al insinuar que el alza de tipos podría llegar pasados seis meses de agotarse el programa de compra de deuda.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS