Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dijsselbloem dice que la banca española está al frente de Europa en varios terrenos

El presidente del Eurogrupo pide que España flexibilice más su mercado laboral

El presidente del Eurogrupo, el ministro holandés Jeroen Dijsselbloem, sacó este lunes brillo al proceso de reestructurción bancaria que ha llevado a cabo España, y que ha requerido un rescate público de 40.000 millones de euros, y aseguró que las entidades españolas incluso “se han colocado a la cabeza de Europa en algunos aspectos”. Pese a que quedan por debajo en niveles de capital, la industria financiera ha llevado a cabo los saneamientos de balance más profundos y mostrado el mayor nivel de transparencia.

El jefe del grupo de los ministro de Finanzas de la zona euro explicó este lunes en el marco del Global Forum Spain que, a su juicio, “España está saliendo de la crisis pero aún tiene mucho trabajo pendiente”, una serie de deberes entre los que, a su juicio, el saneamiento del sector financiero, que era lo más importante, ha dejado de figurar.

En cambio, Dijsselbloem sí consideró que el Ejecutivo de Mariano Rajoy tiene algunas medidas concretas por tomar para “recuperar el mercado de trabajo”. A su juicio, el mercado laboral español “no es tan flexible” como en otros países de la zona euro.

Además, el jefe del Eurogrupo cree que España debe emprender una reforma fiscal que lobre ampliar las base recaudatoria pero, al mismo tiempo, implique incentivos a la creación de empleo para que el mercado funcione mejor.

Sin inquietud por la deflación

En cambio, no se mostró inquieto por el riesgo de deflación (una caída generalizada y constante de los precios que acaba bloqueando la economía), pese a la baja tasa de inflación que existe en la zona euro desde hace meses y que en febrero quedó en el 0,8%, lejos del 2% de objetivo del Banco Central Europeo (BCE). “No estoy preocupado, esta baja inflación se debe a factores como los bajos precios de la energía y algunas reformas en los mercados sobre todo en el sur de Europa que están contribuyendo a la bajada de precios”, apuntó. En esta línea, añadió que “la cuestión es si esta baja inflación se quedará ahí, pero no lo hará”. A su juicio, el BCE está monitorizando la evolución de los precios “y reaccionará como debe si es necesario”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información