Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La congelación salarial gana terreno

Un tercio de todos los convenios sectoriales registrados este año y el 60% de los acuerdos firmados por las empresas dejan a los trabajadores sin subida de sueldo

Fuente: Ministerio de Empleo.
Fuente: Ministerio de Empleo.

La economía española discurre desde hace dos años por la senda de la devaluación interna, que, en este caso, es sinónimo de devaluación salarial y pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Hasta el registro de convenios colectivos, la más retrasada e incompleta (muchos pactos no se registran en tiempo y forma) de las estadísticas laborales, refleja el proceso. Cada vez son más los acuerdos colectivos en los que los trabajadores asumen que sus salarios no suban o, incluso, bajen.

Según los datos suministrados este lunes por el Ministerio de Empleo, de los 4,2 millones de trabajadores cubiertos por convenios registrados hasta octubre, 1,27 millones de empleados han firmado un 0% de variación salarial. Y otras 13.142 personas han aceptado un convenio que les reduce el sueldo durante los próximos años, con un descenso medio del 3,3%. En total, los trabajadores que asumen congelar su sueldo o rebajarlo equivalen ya a más de un 30% de las personas amparadas por un acuerdo colectivo. La porción de convenios en los que el salario deja de subir (568 de 1.392) ronda el 40%. Y, en los convenios suscritos en el ámbito de la empresa (más numerosos, pero que afectan a menos trabajadores que los sectoriales), la congelación afecta al 54,6% de los trabajadores y la rebaja, a otro 5,8%.

El alza media, del 0,55%, queda bajo lo pactado por patronal y sindicatos

La negociación colectiva ha recuperado algo de pulso en los últimos tres meses, después de que sindicatos y patronal salvaran el escollo de la ultraactividad: la reforma laboral limitó a un año la prórroga de los convenios colectivos caducados, un periodo que empezaba a expirar en julio. Para sortear el bloqueo, las cúpulas sindicales y empresariales recomendaron prorrogar las negociaciones mientras no se alcancen acuerdos.

Pese a haber recuperado cierta normalidad, el ritmo al que se registran los acuerdos laborales sigue siendo mucho menor al de años precedentes. En las últimas tres décadas, nunca había habido tan pocos trabajadores (4,2 millones) cubiertos por convenios hasta octubre, como este año. El peso de los asalariados amparados por convenios, apenas un tercio del total, es también la más baja de los últimos años. “Hay millones de personas que se están quedando sin esta protección”, criticó este lunes, en conferencia de prensa, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo.

Fuente: INE.
Fuente: INE.

Si el registro de convenios ha aumentado desde el verano, la proporción de trabajadores que aceptan no subirse los salarios también crece. Empleo solo desgrana los tramos de variación salarial por debajo del 1% desde mayo. En verano, poco más de un cuarto de los asalariados bajo convenio se congelaban o bajaban el sueldo. Ahora lo hace casi un tercio.

La inmensa mayoría de los trabajadores cubiertos por los convenios registrados este año tienen subidas salariales inferiores al 1%. El incremento promedio, según las cuentas de Empleo, apenas ha variado en los últimos tres meses: en octubre llega al 0,55%, una centésima menos que en septiembre. En todo caso, ya es menos que la subida salarial acordado por sindicatos y patronal en el pacto de rentas para este año (un 0,6%), un objetivo que vuelve a repetirse para 2014.

Los descuelgues, que rebajan condiciones salariales, afectan a 140.000 empleados

El incremento salarial medio es aún más bajo en los convenios nuevos (un 40% son pactos plurianuales que comenzaron en años anteriores), apenas un 0,4%. Y, sobre todo, en los pactos de empresa, el ámbito de negociación que quiere potenciar la reforma laboral, con una subida salarial promedio del 0,26%.

Otras estadísticas reflejan de forma más nítida la devaluación salarial: la remuneración por asalariado, elaborada a partir de la contabilidad nacional, cae desde hace casi dos años. La encuesta salarial del INE evidencia también descensos, que llegaron al 0,6% en el segundo trimestre. Y en los convenios, no se incluye ni la congelación salarial de los funcionarios ni la pérdida de ingresos de los autónomos. “Si se suma todo, el crecimiento de los salarios es plano o incluso negativo”, señaló el mes pasado el presidente de la patronal, Juan Rosell.

Empleo precisa que las comisiones negociadoras no registran siempre, año a año, las variaciones salariales recogidas en convenios plurianuales, lo que, en su opinión, hace que el incremento salarial que refleja la estadística de los convenios colectivos sea algo más bajo de lo que debería ser. En sentido totalmente opuesto operan los descuelgues de convenios, una opción potenciada por la reforma laboral, que ya afectan a más de 140.000 trabajadores. En más del 90% de los casos, al dejar de aplicar el convenio se han rebajado las condiciones salariales, pero la estadística no precisa aún cuánto.

Más información