Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa a 13 exdirectivos de Cajasur por causar la quiebra de la entidad

Las multas a los antiguos responsables de la caja quebrada alcanzan los 440.000 euros

El Boletín Oficial del Estado (BOE)publicó este jueves las sanciones por infracciones muy graves impuestas a 13 exdirectivos de Cajasur, después de que la Audiencia Nacional haya rechazado su recurso contencioso-administrativo.

Las sanciones se imponen por una infracción “muy grave” por “deficiencias en su estructura organizativa, en sus mecanismos de control interno o en sus procedimientos administrativos y contables, cuando tales deficiencias pongan en peligro la solvencia o la viabilidad de la entidad”.

Por estas circunstancias, se ha multado a Juan Ojeda Sanz (ex vicepresidente tercero) con 54.000 euros; a María de los Ángeles Uceda (exvocal) con 39.000 euros; Francisco Pulido Aguilar (exvocal) con 51.000 euros; Francisco Cárdenas Martínez (exvocal) con 20.000 euros; Andrés Germán Hens (exvocal) con 46.000 euros; Juan Pablo Durán (exvocal) con 44.000 euros; Salvador Blanco Rubio (ex vicepresidente ejecutivo) con 56.000 euros; María José Lara González (exvocal) con 26.000 euros; Encarnación Ortiz Sánchez (exvocal), con 13.000 euros; José Luis Bergillos López (exvocal), con 13.000 euros; Luisa Ruiz Fernández (exvocal) con 10.000 euros; Andrés Ocaña Rabadán (exvocal) con 41.000 euros; y Luis Miguel Martín Rubio (exvicepresidente) con 30.000 euros.

Con estas nuevas multas, el volumen total de sanciones impuestas por el Banco de España a los 38 consejeros y directivos de Cajasur ascendió a 2,4 millones. La mayor multa correspondió al sacerdote Santiago Gómez Sierra, expresidente de Cajasur, al que se inhabilitó dos años y le impuso una multa de 180.000 euros.

El importe de las multas solo alcanza el 0,61% de lo que se gastó en el reflotamiento de Cajasur, pagado con dinero del contribuyente. Cajasur fue subastada y adjudicada a BBK (ahora Kutxabank) con 392 millones aportados por el Estado para sanearla. Este dinero se da por perdido.