Icahn abandona la batalla contra Dell

El conocido inversor ceja en su intento de impedir que salga del Nasdaq para reestructurarse

Michael Dell (izquierda) y Carl Icahn (derecha).
Michael Dell (izquierda) y Carl Icahn (derecha).V. Mayo / M. Lennihan (AP)

Que Carl Icahn se opone al plan de Michael Dell, que junto al fondo Silver Lake se hará con el control del fabricante de ordenadores Dell, ya se sabía. La novedad es que el agresivo inversor abandona la lucha por impedir que la compañía salga del Nasdaq para reestructurarse, en una operación valorada en 24.800 millones de dólares. El anuncio se hace en la víspera de la celebración de la junta general de accionistas, retrasada ya dos veces por el forcejeo.

Icahn no se corta y compara la situación en Dell con una dictadura. Sin embargo, da este paso en retirada porque ve “imposible” ganar la batalla. Eso significa que el fundador de la compañía se quita de encima un importante obstáculo para que los accionistas apoyen su plan, en el tercer intento de voto previsto para el jueves. Dell y Silver Lake pagan 13,75 dólares por cada acción de Dell, en una transacción en la que participa Microsoft.

El plan de Dell se anunció el pasado mes de febrero. Icahn, que controla casi una décima parte del capital de la sociedad, consideró que el precio ofrecido a los accionistas era demasiado bajo, y planteó una oferta alternativa a las pocas semanas. El fondo Blackstone también hizo una propuesta que después retiró.

En el forcejeo, Icahn —conocido en Wall Street por hacerse con empresas en momentos difíciles e impulsar después su cotización— logró que el precio original ofrecido se elevara por encima de los 13,65 dólares, cifra que volvió a considerar insuficiente. En Wall Street se pagaba a 13,8 dólares la acción, muy cerca del último precio.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS