Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia se embolsa unas plusvalías de 167 millones al vender el 12% de IAG

La operación deja a la matriz de Iberia sin accionistas de referencia españoles

Bankia se ha embolsado unas plusvalías de 167 millones tras vender un 12,09% de International Airlines Group (IAG), la aerolínea producto de la fusión entre British Airways e Iberia, por 167 millones de euros, según ha anunciado el banco en un comunicado remitido a la CNMV. La operación se ha cerrado a un precio de 3,01 euros por acción, lo que supone un descuento del 2,9% con respecto al cierre de la víspera. Además, pese a las plusvalías generadas frente al valor de esta participación en los libros, económicamente, la inversión en Iberia se salda con pérdidas para la entidad española.

La colocación se ha realizado mediante el procedimiento conocido como colocación acelerada entre inversores profesionales y cualificados y las entidades que la han llevado a cabo han sido Merrill Lynch y Bankia Bolsa. El objetivo es dar "un paso más" en el proceso de cumplimiento del Plan Estratégico 2012-2015 que el Grupo BFA-Bankia presentó el pasado 28 de noviembre, según ha añadido la entidad en un comunicado.

Este plan establece, entre otros aspectos, la desinversión de activos considerados no estratégicos, entre los que se incluye la cartera de las participadas. Bankia heredó de Caja Madrid, que era el principal accionista de Iberia, este paquete de acciones. Tras la operación, que fue anunciada tras el cierre del mercado el lunes, la matriz de Iberia se queda sin presencia española en su núcleo duro de accionistas. Derivado de esto, el Gobierno, a la sazón propietario de Bankia, también perderá capacidad de influencia en la antigua aerolínea de bandera española. La desinversión se produce en pleno proceso de reestructuración y ajuste de plantilla.

Después de la salida de IAG, Bankia sigue en Mapfre, Iberdrola, NH Hoteles, Deoleo e Indra, entre otras, aunque también las ha puesto el cartel de 'se vende' para cumplir con las condiciones de Bruselas al rescate. "Tenemos que vender IAG en defensa de los intereses de los contribuyentes", afirmó hace un mes el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. Este martes, en la junta de accionistas, el banquero insistió en que la entidad estaba centrada en cumplir su plan estratégico, en el que figura la “desinversión en activos no estratégicos” para contribuir al plan de reflotamiento de la entidad nacionalizada. Para ello, en 2012 realizó provisiones por 2.400 millones para ajustar el valor de sus participadas a precios de mercado, lo que ahora le permite obtener plusvalías.

Desde enero, la aerolínea se ha situado, tras Sacyr Vallehermoso, como el mejor valor del Ibex 35 con un alza del 39% en el valor de sus acciones, hasta superar los tres euros por unidad. Frente a este precio, los títulos de IAG estaban apuntados a 2,3 euros a cierre de 2012. A este respecto, Bruselas obligaba a acelerar la venta si la cotización superaba durante más de 30 días el valor en libros de la participación.

En mayo, diversas informaciones apuntaron a un eventual interés de Catar por esta participación. No obstante, tanto Goirigolzarri como el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, negaron los contactos con inversores de este emirato. El mercado, por su parte, no esperaba que la salida de Bankia fuese tan inminente. Tras la salida de Bankia, los principales accionistas de IAG son varios fondos anglosajones como BlacRock, Legal General Investment Management, Mejedie AM, Templeton y Schroders, con participaciones que en ningún caso superan en 5,5% del capital.