Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planes privados, una opción para evitar que la pensión pierda frente al salario

Los asesores ofrecen alternativas para evitar que la paga en la jubilación se devalúe

Varios jubilados juegan al dominó en una playa en Barcelona
Varios jubilados juegan al dominó en una playa en Barcelona EFE

La aplicación del nuevo factor de sostenibilidad, reconoce el comité de expertos, “daría lugar a una reducción significativa de la pensión media sobre el salario medio”. Para evitar “al menos parcialmente”, ese efecto, el grupo de asesores del Gobierno plantea elegir “entre una combinación” de alternativas: reformas para aumentar el número de cotizantes, tomar medidas para elevar los ingresos del sistema o “aceptar la disminución” del nivel de pensión pública, que “podría complementarse con ingresos procedentes de ahorro privado”.

La tercera alternativa es la única que asume que el sistema público no sería capaz de mitigar la caída del nivel de pensión (respecto al salario) que se produciría en paralelo al descenso del número de cotizantes por pensionista. El único remedio entonces para que los futuros jubilados reciban una pensión no demasiado inferior al último salario que cobren —de promedio, tras la reforma de 2011, esa proporción rondaría el 75%—, sería invertir en planes privados con el 

Los planes privados, que sufrieron un varapalo en la crisis financiera, también se plantean como alternativa de forma recurrente en los acuerdos del Pacto de Toledo.

Alusión a los políticos

En el grupo de expertos participan Miguel Ángel Vázquez, jefe del servicio de estudios de Unespa, la patronal de las aseguradoras, y dos colaboradores habituales de esta organización: el catedrático en Sociología Víctor Pérez Díaz y Rafael Doménech, del servicio de estudios de BBVA. Además, El profesor José Ignacio Conde-Ruiz es miembro de un grupo asesor de la aseguradora Aviva, y Manuel Lagares fue consejero de Mapfre.

De la versión final ha desaparecido la crítica a que “los representantes públicos pueden consolidar pensiones después de menos de una tercera parte de los años de cotización que se le exigen al ciudadano común”. Ahora solo se hace una mención a que “la clase política y las élites representativas” deben “ser ejemplares”.

Más información