El magistrado que se negó a ser juzgado

Elpidio José Silva Pacheco acumula sanciones disciplinarias y fue desahuciado por impago

El juez Elpidio José Silva en los juzgados de la plaza de Castilla
El juez Elpidio José Silva en los juzgados de la plaza de CastillaLUIS SEVILLANO

Bajo la toga y cuando no la viste, Elpidio José Silva Pacheco es un personaje singular. En su ejercicio como juez, a Silva Pacheco le caracteriza un abultado historial disciplinario, uno de los más extensos de la carrera judicial, de la que podría incluso ser expulsado por dos faltas muy graves que aún se están tramitando. Como ciudadano anónimo, Silva Pacheco fue desahuciado de su vivienda por impago, aunque su perfil no se corresponda con el de las víctimas de las hipotecas abusivas. Pero además, cuando una colega le condenó en 2009 a a pagar 7.115 euros por las rentas que debía —más intereses y costas— a la inmobiliaria familiar que le alquilaba el piso, no pareció sentarle muy bien ser un juez juzgado: fue declarado en rebeldía en el proceso y, finalmente, desalojado de la casa.

Elpidio José Silva Pacheco, de 54 años, es uno de los magistrados más conflictivos de la carrera judicial, según admiten fuentes del Consejo del Poder Judicial. El órgano de gobierno de los jueces intentó en 2008 incluso jubilarle por incapacidad, pero no prosperó. El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid está pendiente ahora de que se resuelvan dos expedientes que pesan sobre él, uno de los cuales podría suponer su expulsión de la carrera.

El órgano de gobierno de los jueces intentó en 2008 incluso jubilarle por incapacidad, pero no prosperó

El Consejo General del Poder Judicial abrió el pasado 23 de abril un proceso contra él por dos faltas disciplinarias muy graves y una grave, que no están relacionadas con la causa del expresidente de Caja Madrid. Las faltas muy graves, de ser confirmadas, conllevan la suspensión del juez, su traslado forzoso o la separación de la carrera. Está acusado de retraso injustificado en la tramitación de los procedimientos y de falta de motivación de sus resoluciones, así como de desconsideración hacia los funcionarios de su juzgado.

Su carácter fuerte se adivina también por la investigación que mantiene abierta contra él la Fiscalía de Madrid, a raíz de una denuncia por “comportamiento poco adecuado” durante sus actuaciones judiciales. Abogados que han tramitado asuntos en su juzgado describen suconducta en la sala de audiencias como “poco equilibrada”. “Hace valoraciones subjetivas, a veces alterado, traspasando los límites de su función jurisdiccional”, relata un letrado.

Doctor en Derecho por la Universidad de Cádiz y premio extraordinario de licenciatura, Silva Pacheco trabaja también como profesor asociado de Derecho Penal y Criminología en la Universidad Complutense de Madrid. En sus más de dos décadas de ejercicio como juez ha sido sancionado en otras tres ocasiones, aunque el Supremo anuló dos de ellas. “Todas las sanciones las batalla, llega hasta el final”, asegura una fuente del Consejo. La incógnita es ahora si el juez que se negó a ser juzgado llegará hasta el final en el caso Blesa.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción