El FMI recomienda a Alemania “evitar excesos” con la austeridad

El organismo rebaja a la mitad su previsión de crecimiento hasta el 0,3%. Pide a Berlín que favorezca la llegada de inmigrantes a su mercado laboral

La canciller alemana, Angela Merkel, durante un discurso este fin de semana.
La canciller alemana, Angela Merkel, durante un discurso este fin de semana.STEFAN SAUER / AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) detecta flancos “vulnerables” en el sistema bancario alemán. Tras reunirse en Berlín con representantes del Gobierno, los economistas del FMI explicaron en una rueda de prensa que, si bien el conjunto de los bancos alemanes ha mejorado “continuadamente” la calidad de sus reservas de capital y disfruta de “condiciones favorables de financiación”, el sistema bancario del país continúa expuesto a riesgos en sectores inestables como “el marítimo, las propiedades inmobiliarias internacionales y algunos activos extranjeros” peligrosos. Alemania necesita “reformas estructurales” para “desarrollar su potencial de crecimiento”, dice por un lado la organización. Pero por otro, sus economistas advierten de la “importancia de evitar excesos en la consolidación”. Es decir, cree que Alemania deberá tomarse con más calma la reducción de déficit y aflojar un tanto la política de austeridad propugnada por la canciller Angela Merkel.

El informe presentado por el FMI es, en conjunto, positivo. El texto ya empieza bien: “Los sólidos datos fundamentales permiten esperar una recuperación de la actividad económica en Alemania para la segunda mitad de 2013”.

Pero eso no impide que el organismo internacional rebaje a un 0,3% su previsión de crecimiento del PIB alemán en 2013, la mitad de lo que había pronosticado en enero. La corrección se debe a las dificultades que atraviesa la eurozona y su influencia sobre la mayor economía europea, cuyo principal motor son las exportaciones. La rebaja en las previsiones del FMI coincide con la tendencia del propio gobierno alemán, que redujo de 0,7% a 0,5% sus perspectivas para 2013. Para el año próximo, Berlín espera que el PIB crezca más de un 1%.

Encuentra el FMI que “el aumento del crédito sigue siendo moderado, a pesar de que la estabilidad financiera está mejorando” respecto a los últimos años. La causa es la “débil demanda de créditos” provocada por las incertidumbres que persisten en la Eurozona.

El “ligero aumento del gasto público” previsto para este año es, según el FMI, “apropiado”. Pero advierten contra excesos en la austeridad. Los buenos datos de recaudación fiscal, que han “superado las expectativas gracias a la inesperada fortaleza del mercado laboral y al entorno de intereses bajos, permiten relajar la mano con la austeridad”, afirma. Acto seguido, el informe alerta contra posibles (y del todo improbables) excesos en el campo del gasto.

Los riesgos, cómo no, vienen desde las regiones más débiles de una Eurozona castigada por la recesión: “si no se alivia la inseguridad y no llega la recuperación gradual del resto de la zona del euro”, la economía alemana podría seguir arrastrándose a niveles mínimos de crecimiento, como ha hecho en los últimos trimestres. El FMI advierte de que, esta vez, el enfriamiento afectará al mercado laboral alemán. La tasa de paro en Alemania sigue hoy por debajo del 7%. No descartan los expertos que esta calma chicha se extienda por todo el mundo, “agravando los riesgos” para Alemania.

Los economistas del FMI proponen a Berlín que tome medidas contra el amenazador envejecimiento de la población, facilitando la llegada de inmigrantes, bajando los impuestos a los que menos ganan y animando a las mujeres a incorporarse al mercado laboral. Son recomendaciones muy parecidas a las que vinieron este mes desde Bruselas, firmadas por la Comisión Europea.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50