Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los subgobernadores del Banco de España ganan más que Ordóñez y Linde

El Banco de España mejora beneficios un 60% con 3.845 millones, más que ninguna entidad

Fernández Ordóñez, en la toma de posesión de Linde.
Fernández Ordóñez, en la toma de posesión de Linde.

En el Banco de España, ser el número dos de la organización resulta más rentable que ser jefe, al menos en lo que a sueldo se refiere. Según se recogen en el Informe Anual del supervisor, publicada este viernes, los dos subgoberandores que tuvo la institución a lo largo de 2012 cobraron más que sus respectivos gobernadores.

Tras el cambio en la cúpula de junio, Fernando Restoy asumió el cargo de subgobernador. Desde entonces y hasta diciembre, cobró 89.550 euros. Sin embargo, su superior y actual gobernador, Luis María Linde, recibió 81.320 euros en el mismo periodo. Sus antecesores, Javier Aríztegui y MIguel Fernández Ordóñez, percibieron 93.170 euros y 79.250 euros por el trabajo que realizaron en el antiguo instituto emisor como subgobernador y gobernador entre enero y el 12 de junio. Estas retribuciones incluían antigüedad y ayuda familiar.

A estas cantidades habría que sumar, además, las cantidades que perciben en concepto de dietas por asistencia a las sesiones de los órganos de gobierno, fijadas en 953 euros por sesión del Consejo de Gobierno y en 457 euros por sesión de la Comisión Ejecutiva.

En el documento también se revela que el Banco de España obtuvo un beneficio neto de 3.845 millones de euros durante el pasado año, una cifra que es superior en un 60,2% a la de 2011. Con este balance, el supervisor supera las ganancias que registraron todas las entidades financieras durante el pasado 2012.

Las tenencias de oro a cierre del ejercicio se elevan a 11.418,40 millones de euros, equivalentes a 9,054 millones de onzas de oro fino, valoradas a un precio de mercado de 1.261 euros por onza. Estas tenencias no han variado durante el ejercicio. Su valor es superior en un 3,6% al de 2011, lo que representa 401,22 millones de euros más, como consecuencia del aumento del precio de mercado (al cierre de 2011 la onza cotizaba a 1.216,864 euros), habiéndose registrado este incremento dentro de las cuentas de revalorización del pasivo. El precio de coste de las tenencias de oro es de 850,43 millones de euros.

A lo largo de 2012, y, en especial, en la segunda parte del año, se ha registrado un "notable incremento" del 22,63% en las consultas y reclamaciones de los ciudadanos y empresas. Según la memoria, se recibieron 14.545 reclamaciones. No obstante, ya que modificaron los criterios para decidir la reapertura de expedientes, si la comparación se hiciera en términos comparables el Banco de España eleva el aumento al 50%, con 3.262 reclamaciones.

El repunte ha tenido lugar coincidiendo con el desbordamiento de los procesos judiciales y protestas sociales por las preferentes, pero el Banco de España no lo vincula con el aumento de las quejas. "Este significativo incremento de las reclamaciones —que parece acelerarse en los primeros meses de 2013— es de carácter generalizado y no puede atribuirse a ninguna casuística singular", matiza el supervisor.

En el ámbito de contratación, se han tramitado durante el pasado año 165 expedientes y 2 convenios, también 111 anexos y modificaciones contractuales, y se han cancelado 40 contratos. Asimismo, se han gestionado 145 prórrogas de contratos, "renegociando los precios con reducción de costes", destaca el Banco de España.

Más información