Blesa defiende la compra del banco de Florida que le ha llevado a prisión

Dice que su responsabilidad en la adquisición no fue superior a la del resto de miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid, formado por un total de 20 personas

Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid
Miguel Blesa, expresidente de Caja MadridClaudio Álvarez (EL PAÍS)

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha defendido, tras conocer su ingreso en prisión provisional, la compra por parte de la entidad del City National Bank y ha destacado que fue una adquisición viable como demuestra el hecho de que, a día de hoy, el banco radicado en Florida genere beneficios por valor de varios millones de euros.

En declaraciones a Europa Press, el banquero ha destacado, además, que su responsabilidad en la adquisición no fue superior a la del resto de miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid, formado por un total de 20 personas y que aprobaron la operación por unanimidad en el año 2008. "Yo no tenía voto de calidad", ha puesto de manifiesto. Blesa ha indicado que la operación de compra se realizó sobre la base de un conocimiento a conciencia del mercado, formado a raíz de la apertura de una oficina de Caja Madrid en la zona de Miami.

El expresidente de Caja Madrid se ha referido también a la concesión de préstamos por parte del banco, como el facilitado a Gerardo Díaz Ferrán por un importe de 26,6 millones de euros que provocó la apertura de la causa judicial. A este respecto ha especificado que no existía "motivo alguno" para dudar de la pertinencia de aprobarlo dado que al Consejo llegaban multitud de propuestas que llevaban el aval del Comité Financiero y el Comité de Riesgos.

Ingreso en prisión

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, ha enviado esta tarde a prisión a Blesa al considerar que tras la compra del banco norteamericano hay "una pésima gestión bancaria" que provocó pérdidas de 500 millones de euros. El banquero podrá eludir la cárcel si abona una fianza de 2,5 millones de euros.

El juez ha tomado esta decisión tras recibir un informe del Banco de España "sucinto" pero "sumamente esclarecedor" del contexto y del alcance de la citada adquisición. Los inspectores creen que la compra se instrumentó de forma que pudiera "eludirse el preceptivo control de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid".

En el informe, fechado el 19 de abril de 2010, el supervisor también advierte de que el precio de compra "excedía" del abonado por el Banco Popular y el Banco Sabadell en las operaciones que llevaron a cabo con otras entidades domiciliadas en Miami.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS