Schäuble critica a la Comisión y reclama una gestión de la crisis “más eficiente”

Barroso replica que Berlín debería hacer más para tirar de la economía de la eurozona

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha criticado con dureza a la Comisión Europea por no haber conseguido poner en marcha hasta ahora medidas para luchar contra el desempleo y, más allá del mercado laboral, lanzó una carga de profundidad contra Bruselas, que a su juicio debe ser “más eficiente” en la gestión de la crisis. A pesar de que la recesión se encona, el Gobierno alemán sigue en sus trece en lo relativo a las políticas de disciplina fiscal y reformas, pero quiere complementar el denominado consenso de Berlín con políticas sociales en el ámbito del paro.

El Gobierno alemán sigue en sus trece en lo relativo a las políticas de disciplina fiscal y reformas

Schäuble lanzó esa andanada en la capital alemana y en presencia del presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, quien a su vez advirtió a Berlín que debería hacer más para tirar de la economía de la eurozona. La tesis de Alemania es diferente: es Bruselas lo que no acaba de funcionar. Para el ministro, la Comisión tiene que tomar de inmediato medidas que sirvan para todo el bloque. “La casa europea no puede construirse si se hace esperar años a toda una generación”, explicó en referencia al elevado desempleo juvenil. A falta de impulso en Bruselas, Alemania, Francia y España presentarán el próximo día 28 en París el proyecto New Deal para Europa, para combatir el paro de los jóvenes.

Ese dardo de Schäuble coincide con las advertencias lanzadas anteriormente por una alta fuente alemana, molesta con la Comisión y con la troika por la gestión de la crisis, según informaron este diario y varios medios europeos. A pesar de que las críticas en público de Schäuble confirman el tono crítico de Berlín, Steffen Seibert, portavoz del Ejecutivo alemán, dijo que la Comisión “juega un papel central para sacar a Europa de la crisis”. “La Comisión y su presidente Barroso actúan con gran vigor, y es mérito suyo que la confianza esté empezando a volver. Barroso y la canciller Merkel están de acuerdo en que las políticas de disciplina fiscal y las reformas traerán crecimiento sostenible. Berlín apoya totalmente los programas negociados entre los socios y la troika y hará todo lo que pueda para facilitar su aplicación”. Los desencuentros entre Bruselas y Berlín son relativamente habituales últimamente. Barroso criticó hace unas semanas que la política de austeridad “ha tocado techo”; al día siguiente aseguró que se le había malinterpretado.

El mismo portavoz ha asegurado que Alemania está convencida de que España solicitó la cantidad adecuada en el rescate financiero, tras un “cálculo independiente” sobre “las necesidades de la banca”. Una alta fuente en Berlín había explicado anteriormente que Alemania hubiera preferido que el Gobierno solicitara los 100.000 millones para recapitalizar la banca, frente a los poco más de 40.000 millones que pidió a los socios europeos, y sembró dudas sobre la fortaleza de la banca y sobre la credibilidad del sistema financiero europeo y español.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción