CRISIS EN EL GRUPO DE ALIMENTACIÓN

Pescanova recurre la salida de Sousa afirmando que liquidaría la empresa

La pesquera pide al juez que prescinda de cualquier tentación de "sancionar" a su dirección

Una fábrica de Pescanova, en Chapela (Pontevedra).
Una fábrica de Pescanova, en Chapela (Pontevedra).M. VIDAL / REUTERS

Pescanova ha recurrido la decisión del juez de lo Mercantil de Pontevedra Roberto de la Cruz Álvarez, que el pasado jueves apartó de la gestión al consejo de administración de la pesquera. Según el recurso presentado por la empresa, la decisión "no valora adecuadamente las gravísimas consecuencias" de entregar el control de la empresa a personas sin "experiencia cualificada y un perfecto dominio de los detalles de la estructura, actividad y negocio del Grupo". Para la empresa, el poner a la sociedad en manos de la CNMV (que el viernes designó a Deloitte administrador) "interfiere en la continuidad de la actividad empresarial de Pescanova" y "aboca a la concursada prácticamente a una segura liquidación".

La decisión del juez de nombrar a un administrador ajeno a la dirección de la empresa en un concurso voluntario (solicitado por el consejo de administración) como el de Pescanova es excepcional: normalmente, en este tipo de concursos la gestión continúa en manos del consejo que solicitó la intervención judicial. Sin embargo, la salida de Sousa del timón de la entidad había sido pedido en repetidas ocasiones por la banca acreedora, dada la imposibilidad de lograr información fiable sobre las cuentas de la entidad. Además, Sousa había vendido a escondidas 1,9 millones de acciones de la pesquera, casi la mitad de su participación.

Según el recurso, la suspensión del Consejo está teñida "de un marcado carácter sancionador, que es absolutamente impropio de la naturaleza de la decisión (...) que debe estar orientada exclusivamente a la protección de los intereses de los acreedores". En el documento, Pescanova afirma que la decisión de no formular las cuentas anuales, por la que la CNMV amenazó con sancionar a la pesquera "nunca podría ser calificado como grave incumplimiento", tal y como consta en el auto del juez, porque solo podría calificarse como tal "si hubiera producido un daño a la sociedad" y lo que pretendía el consejo era, precisamente, "salvaguardar los intereses" de la empresa.

Pescanova ha argumentado que la decisión del juez "ha dejado ya descabezada a la matriz de un vasto y complejo grupo de sociedades (...) con presencia en los cinco continentes, lo que agrava aún más si cabe la complejidad de su gestión y toma de decisiones, y que exige una actividad y un conocimiento altamente especializado". La empresa ha argumentado que la discrecionalidad del juzgado a la hora de decidir el régimen de la gestión de la empresa debe valorar "los riesgos de la medida adoptada y las ventajas que con la misma pretenden obtenerse", y ha citado casos donde la gestión de la empresa permaneció en manos de su antiguo consejo a pesar de ser concursos necesarios, como el de la Unión Deportiva Las Palmas o Air Madrid.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50