Pescanova suspende el contrato del banco Houlihan Lokey hasta rehacer las cuentas

El grupo había contactado con la entidad para negociar la reestructuración de su deuda

Sede central de Pescanova en Redondela, Pontevedra.
Sede central de Pescanova en Redondela, Pontevedra.EFE

Pescanova ha suspendido temporalmente la contratación del banco Houlihan Lokey como asesor financiero para la reestructuración de la deuda financiera hasta que se reformulen las cuentas de 2012 y el consejo de administración dé el visto bueno a los términos de este contrato. Este lunes sus acciones, después de dar a conocer al mercado la noticia, han vuelto a perder un 17,4% de su valor, hasta los 7,32 euros por título. Antes de presentar el preconcurso de acreedores el pasado 1 de marzo, las acciones de la empresa valían 17,40 euros y llevan días viviendo una fuerte oscilación.

La compañía ha anunciado en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su decisión. "No habiendo formalizado aún todos los términos de la relación contractual con Houlihan Lokey como asesor financiero de la reestructuración, y pendiente de que los mismos sean ratificados por el consejo de administración una vez formuladas las cuentas anuales de 2012, Pescanova informa de que la contratación está temporalmente suspendida hasta que los acontecimientos anteriores se hayan producido", señala la firma en el comunicado remitido a la CNMV.

Pescanova solicitó el pasado 1 de marzo el preconcurso de acreedores, que le permite un plazo de cuatro meses para renegociar la deuda antes de declararse insolvente. La compañía anunció a la CNMV que las cuentas de 2012 no se habían formulado a expensas de la renegociación de la deuda y de la venta de su negocio de salmón en Chile.

La suspensión se produce después de que el banco de inversión estadounidense ya hubiera mantenido su primera reunión con el grupo de bancos acreedores el pasado jueves. En ella, Houlihan Lokey se comprometió a convocar una segunda reunión una vez fijado el importe exacto de la deuda a refinanciar.

Algunas fuentes consultadas achacan la decisión de Pescanova a posibles discrepancias en su consejo de administración, integrado por 12 consejeros, sobre la estrategia a seguir tras solicitar el preconcurso de acreedores y haber puesto en marcha el proceso de renegociación de su deuda financiera. Pescanova, que cuenta con un pasivo auditado de 1.500 millones, debía afrontar este año el vencimiento de deuda por un importe de 203,36 millones de euros (con entidades de crédito, obligaciones y deudas no comerciales).

Por su parte, Damm, segundo accionista del grupo gallego, con un 6,18%, se mantiene aún a la espera de una respuesta de Pescanova tras solicitar la convocatoria de un consejo extraordinario para requerir más información sobre la situación de la compañía.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50