Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Novartis retira la pensión de 58 millones a su presidente por la presión social

Vasella y la empresa rompen el acuerdo que le impedía trabajar con las farmacéuticas rivales

Suiza celebrará un referéndum sobre las indemnizaciones millonarias a principios de marzo

El consejero delegado de la farmacéutica Novartis, Daniel Vasella, renunció ayer a cobrar los 72 millones de francos suizos (58 millones de euros) que le corresponderían como indemnización al dejar el timón de la empresa el próximo día 22, tras 14 años al frente de su Consejo de Administración.

Pese a que Vasella había reiterado su intención de donar su indemnización a obras de caridad, el directivo y el Consejo de la farmacéutica han terminado cediendo a la presión de la opinión pública. Suiza vota en referéndum el próximo día 3 de marzo la llamada iniciativa Minder, que, según sus organizadores, pretende limitar las “remuneraciones abusivas” de los directivos.

En una declaración, Vasella indicó comprender “el descontento de muchas personas en Suiza, que consideran irracionalmente elevada la compensación contemplada en el acuerdo”. El vicepresidente de Novartis, Ulrich Lehner, declaró ayer que la cancelación del pacto “responde a las muestras de preocupación expresadas por accionistas y otros interesados”.

La indemnización de Vasella había despertado protestas en plena campaña electoral. La consejera federal (ministra) de Justicia, Simonetta Sommaruga, indicó que la compensación al directivo era “dañina para la cohesión social”. Su partido, el Socialista, es favorable al en el referéndum. Incluso los opositores a la iniciativa popular, como el presidente de la patronal, Rudolf Wehrli, mostraron su desacuerdo con la indemnización, tachándola de “provocación”.

Con la renuncia, Vasella también es libre para revelar información o incorporarse a cualquier otra empresa. El pacto le prohibía hacerlo por seis años.