Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS construirá el metro ligero de Ottawa por 1.620 millones de euros

El grupo prevé que el sistema de transporte público esté operativo para la segunda mitad de 2018

Iridium, a través de su filial ACS Infrastructure Canada, se ha adjudicado la construcción de una línea de metro ligero de 12,5 kilómetros en la ciudad canadiense de Ottawa, junto a SNC-Lavalin y EllisDon. La inversión prevista es de 2.100 millones de dólares canadienses (unos 1.620 millones de euros), con un periodo de construcción de casi ocho años y medio en total, además de otros 30 años de mantenimiento del sistema, incluyendo el material móvil. 

Se trata del quinto encargo de concesiones en Canadá y el octavo en Norteamérica que la empresa promotora de concesiones del grupo consigue en poco más de cinco años. ACS y SNC-Lavalin mantendrán el 40% de la participación respectivamente, mientras Ellis Don se hará con el restante 20%.

El proyecto, que sustituirá parte de distintas líneas de autobuses, contará con 2,7 kilómetros de túnel a través del centro de la ciudad y 13 estaciones. El grupo se encargará también del ensanchamiento de un tramo de cinco kilómetros de una autopista. Esta inversión supone el proyecto de infraestructura con mayor tamaño en toda la historia de la ciudad de Ottawa.

Se estima que el metro esté operativo para la segunda mitad de 2018

Se espera que la construcción se inicie en el primer cuatrimestre de 2013 y se estima que el metro esté operativo para la segunda mitad de 2018.

El consorcio seleccionado también cuenta con la participación de las respectivas empresas constructoras de cada grupo. En el caso de ACS, Dragados intervendrá en el área de construcción y Alstom como proveedor del material rodante.

ACS se ha impuesto a dos consorcios con empresas líderes en el sector en Norte América. El primer grupo liderado por Vinci y Acciona y el segundo encabezado por Bouygues junto con la alemana Siemens.

El grupo ACS califica el mercado norteamericano de "estratégico". A través de Dragados, la empresa cabecera de su área de construcción, ya está presente en Estados Unidos desde 2005, cuando se adjudicó la primera ampliación del metro de Nueva York.