Un exconsejero de Bankia dice que no sabe por qué se pasó a registrar pérdidas

CatalunyaCaixa obligada a devolver el 100% de la inversión en preferentes

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, debe estar sorprendido de que ningún consejero del grupo BFA-Bankia sepa nada o casi nada de por qué se hundió la cuarta entidad más grande de España. Desde luego, es difícil que con los testimonios pueda conocer los entresijos de la caída de la entidad.

Este miércoles le tocó el turno al expresidente de la patronal valenciana Cierval Rafael Ferrando, que aseguró en la Audiencia Nacional desconocer los motivos por los que las cuentas de Bankia se reformularon en mayo pasado, pasando de 305 millones a 2.979 millones de pérdidas. “Eso nos gustaría saber a nosotros”, apuntó ante el juez, según Europa Press. Ferrando, que era vocal del Banco Financiero de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, aseguró en su declaración como imputado en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia que en los consejos de administración nunca se trataron los problemas de solvencia de la entidad ni se abordó el informe de abril del FMI en el que se cuestionaba la viabilidad de la entidad.

A preguntas del fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón, Ferrando dijo que nunca se interesó por las razones por las que las primeras cuentas de la entidad se aprobaron sin el informe de la auditora Deloitte y señaló que sabían que había “salvedades” de carácter formal.

En una línea similar se manifestó el también exconsejero del BFA y presidente de Telefónica Argentina, Luis Blasco, que aseguró que creía en el proyecto que el expresidente Rodrigo Rato tenía para la entidad, al tiempo que ha calificado de “conservadoras” las nuevas cuentas elaboradas por el nuevo equipo gestor de Goirigolzarri.

Por otro lado, el Gobierno catalán ha empezado a dictar los primeros laudos arbitrales por las reclamaciones de centenares de afectados por la contratación de participaciones preferentes y deuda subordinada perpetua de CatalunyaCaixa. Y todos, en total una docena, dan la razón al cliente y obligan a la entidad nacionalizada a devolver el 100% del dinero, informa Lluis Pellicer. Según la Agencia Catalana de Consumo (ACC), en las próximas semanas saldrán un centenar más de laudos y, además, está pendiente de recibir otras 800 reclamaciones.

La ACC puede dictar laudos sobre las participaciones preferentes porque CatalunyaCaixa se sometió mediante un acuerdo con la Generalitat a las decisiones de la Junta Arbitral de Consumo. Para ello, sin embargo, la ACC debe recibir una reclamación y CatalunyaCaixa debe aceptar que el organismo de la Generalitat lo examine. De momento, es la única entidad catalana que ha rubricado ese pacto, aunque fuentes de la Generalitat explican que están negociando que otros bancos se adhieran a ese sistema.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50